(ABI).- Bolivia batió este año el récord de incautación anual de cocaína y de erradicación de cultivos ilegales de coca, informó el martes el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

Señaló que la meta anual de erradicación de cocales excedentarios es de 5.000 hectáreas al año, de acuerdo con la Ley de Sustancias Controladas. Hasta junio se ha logrado este año reducir 5.158 hectáreas, lo que hace prever que hasta diciembre ese volumen será mayor.

“Bajo los principios del respeto a los derechos humanos y el consenso, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ha logrado rebasar la meta anual de erradicación de cocales, y en interdicción, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) incautó 11,8 toneladas de cocaína, el 52 por ciento procedente del Perú”, destacó Cáceres en una conferencia de prensa.

Dijo que, por una cuestión de responsabilidad, el Gobierno y los bolivianos “seguirán extremando esfuerzos para sobrepasar 10.000 hectáreas de reducción anual de los cultivos ilegales de coca hasta el próximo 20 de diciembre”.

Cáceres destacó el trabajo de la FTC que logró erradicar 5.158 hectáreas de coca excedentaria, 3.926 en el trópico de Cochabamba, los parques Isiboro Secure y Carrasco, 1.040 en Los Yungas y parte del Beni, y 192 en la reserva forestal del Choré y Yapacaní, en Santa Cruz.

“Lo más destacado en las tareas de interdicción fue la aprehensión de tres narcotraficantes, considerados peces gordos, un brasileño y dos colombianos”, dijo el jefe anti drogas.

Detalló que en 6.090 operaciones, fueron aprehendidas 1.836 personas: 1.650 bolivianos, 47 peruanos, 33 colombianos, 19 brasileros, 19 españoles, 9 chilenos, 6 mexicanos y 53 de otras nacionalidades.

Agregó que la FELCN destruyó 4 laboratorios de reciclaje, 5 de cristalización de cocaína de alta pureza, 2.454 fábricas y 2.951 pozas de maceración de coca.

Cáceres anotó que el organismo de interdicción anti drogas, incautó 11,8 toneladas de cocaína, 10,6 toneladas de pasta base de cocaína y una tonelada de clorhidrato, al igual que 348,5 toneladas de marihuana. Aseguró que “la política antidroga no bajará la guardia, por el contrario se implementarán medidas más drásticas para derrotar al narcotráfico”.

Por otro lado, la autoridad informó que en septiembre comenzarán a operar en el espacio aéreo boliviano aviones no tripulados brasileros, para controlar el tráfico de cocaína en la frontera con Brasil, Perú y Paraguay. Dijo que la lucha será fortalecida en puntos fronterizos como Bolpebra, Corumbá, Puerto Suárez, Cáceres-San Matías, Guajará-Mirim-Guayaramerín y Brasil-Epitaciolândia-Cobija.

Los aviones no tripulados (VAN) serán controlados por personal militar de “Diablos Rojos” de la Fuera Aérea Boliviana (FAB). Al ser consultado sobre una publicación de prensa, en sentido de que Israel vetó a Brasil la venta de aviones no tripulados a Bolivia y Venezuela, Cáceres respondió que “Rusia, China y otros países ofrecieron a Bolivia vender aeronaves de esas características para combatir al narcotráfico”.