(ABI).- La Dirección de Prevención contra el Robo de Vehículos (DIPROVE) debe legalizar 128.059 autos ilegales en un plazo de 90 días. “Creo que es bastante difícil que lleguemos a la meta, pero vamos a extremar todos los esfuerzos para llegar a ese propósito”, dijo el director nacional de DIPROVE.

Este lunes comenzó el proceso de legalización de vehículos “chutos” en cumplimiento de la Ley de Regulación y Saneamiento Vehicular promulgada en junio por el Presidente Evo Morales. La presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) Marlene Ardaya dijo que el registro se cerró a las 24.00 horas del viernes y desde entonces ningún vehículo más será incluido en la base de datos que consigna un total de 128.059 vehículos.

La presidenta de la ANB detalló que en Santa Cruz se registraron 33.419 vehículos indocumentados, seguido de Cochabamba (28.801) y La Paz (20.696). Señaló que el domingo se publicó una lista de aproximadamente 2.400 vehículos, cuyos propietarios deben presentarse este lunes en DIPROVE para entregar los documentos de Ley.

La verificación física de vehículos indocumentados que fueron registrados por la Aduana se realizará solamente en las capitales de departamento y para ello la Policía boliviana reforzó con 100 efectivos a DIPROVE, informó a la ABI el Comandante General de Policía Jorge Santiesteban.

El director Nacional de DIPROVE Jorge Saravia subrayó que la “verificación física” no es un trabajo fácil porque no se reduce a ver al vehículo, sino realizar un trabajo técnico minucioso antes de emitir el certificado. Tras la inspección física se otorgará al propietario del vehículo un documento que certificará que no está reportado como robado o tenga el chasis adulterado.

“En caso de que el vehículo este reportado como robado o se haya remarcado su chasis, inmediatamente será confiscado por DIPROVE. Para su devolución, el propietario tendrá que demostrarlo con documentos”, advirtió.

Saravia hizo notar que en anteriores procesos de nacionalización se realizaba la verificación e inspección de vehículos en seis meses; 50 unidades por día en cada capital de departamento, lo que a nivel nacional ascendían a 350 y 400 automóviles por día.

“Creo que es bastante difícil que lleguemos a la meta, pero vamos a extremar todos los esfuerzos para llegar a ese propósito. Personalmente estaré en los puntos de inspección coadyuvando el trabajo de los técnicos”, anotó Saravia. La Aduana había cooperado a DIPROVE con sistemas operativos de registro para agilizarlo. “Se estima que un registro puede demorar unas dos horas”, dijo Ardaya.

DIPROVE espera informes de Argentina y Brasil sobre vehículos robados para cruzar datos a fin de llevar adelante el proceso de nacionalización de motorizados indocumentados, denominados “chutos”, informó el ministro de Gobierno Sacha Llorenti. Solamente la embajada de Perú ha presentado una nómina de 130 vehículos robados que habrían sido registrados para ser legalizados en Bolivia, reveló Ardaya.

Entre los documentos que los propietarios deben presentar se encuentran los propios del vehículo, el carnet de identidad original con fotocopia del propietario, dos declaraciones Judiciales juradas para ser sometidos a una estricta revisión de los datos.

Por otra parte, el sábado comenzó a funcionar la “calculadora tributaria”, que permitirá al usuario calcular el monto que deberá pagar por la nacionalización, incluyendo las multas y todos los impuestos.

“Cuando los propietarios de los vehículos vayan inicialmente a Diprove con las dos copias impresas del registro, para que procedan a hacer la inspección técnica, y en cuando tengan el certificado de la revisión pasará inmediatamente a la Aduana Nacional y ahí se verificará si ingresa a la calculadora tributaria que es de forma automática, para el pago de los impuestos, para que luego de ello se dé la autorización de la respectiva salida”, explicó Ardaya.

Agregó que ese monto dependerá del modelo y año del automotor, que puede oscilar entre 1.000 y 1.300 dólares.