Las invasiones militares de Estados Unidos a Afganistán, Irak y Pakistán dejan un saldo macabro de más de 225 mil muertos y 7,8 millones de refugiados en la última década. Solo en Irak fueron asesinados 230 periodistas desde el inicio de la invasión norteamericana en 2003.

Las agresiones bélicas del gobierno norteamericano en la última década han cobrado la vida de 225 mil personas e hirieron a otras 365 mil, la mayoría civiles, revela un informe del Instituto Watson para Estudios Internacionales de la Universidad de Brown, difundido por la agencia Ria Novosti de Rusia.

El informe señala que en Irak perdieron la vida 125 mil personas, 56 mil en Pakistán y 12 mil en Afganistán. Otro estudio de la Misión de Asistencia de la Alianza Nor atlántica en Afganistán (Unama) estimó que desde el inicio del conflicto perdieron la vida más de 10 mil civiles en territorio afgano.

En 2007, la agencia de sondeo británica Opinion Research Business reveló que 1,2 millones de personas habían perecido en Irak desde marzo de 2003. La investigación fue realizada con el Independent Institute for Administration and Civil Society Studies (IIACSS) de Irak.

El Ejército estadounidense sufrió 6 mil bajas y sus aliados, 1.200. Han caído en combate 9.900 soldados iraquíes; 3.500 pakistaníes y 8.800 afganos. Se estima que 2.300 agentes de seguridad privados también perdieron la vida. La coalición militar invasora confirmó que 2.500 soldados murieron en Afganistán desde la ocupación en 2001 hasta el 1 de junio de 2011. Encabeza la lista de muertos Estados Unidos con más de 1.600 bajas, seguido por Reino Unido (368), Canadá (156), Francia (58), Dinamarca (40), Italia (36) y España (31).

Desde el 11 de septiembre de 2001 hasta la fecha la Universidad de Brown cuenta 168 reporteros y 266 colaboradores de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) humanitarias fallecidos; Reporteros sin Fronteras (RSF) estima que solo en Irak han fallecido 230 profesionales de medios de comunicación desde el inicio de la intervención estadounidense el 20 de marzo de 2003, de los cuales 15 eran periodistas de la cadenaAl-Iraqiya.

“Si bien la intervención de Estados Unidos puso fin al régimen de Saddam Hussein y permitió un desarrollo importante de los medios de comunicación iraquís, el balance humano de la guerra y de los años de violencia política y étnica que siguieron es simplemente catastrófico; una verdadera hecatombe”, lamentó RSF en su informe “Guerra en Irak, una hecatombe para la prensa. 2003-2010”.

El documento registra más de 93 casos de reporteros medios secuestrados en Irak, considerado el mercado de rehenes más grande del mundo. Las fuerzas del ejército estadounidense arrestaron a más de 30 periodistas entre marzo de 2003 y agosto de 2010. En enero de 2006 el centro de detención estadounidense de Camp Bucca (ubicado al sur de Irak, entre las ciudades de Bassorah y Oum Qasr) se convirtió en la prisión de periodistas más grande de Medio Oriente. (http://es.rsf.org/irak-guerra-en-irak-la-mas-grande-07-09-2010,38296.html)

A la lista de bajas la “guerra por la libertad y la democracia” hay que sumar los 850 muertos y 4.580 heridos en Libia, y también los más de 2.500 asesinados en Palestina hasta septiembre de 2003. http://www.sodepaz.net/modules.php?name=News&file=print&sid=1589

En Latinoamérica desaparecieron unas 43 mil personas desde el asesinato de monseñor Oscar Arnulfo Romero en El Salvador el 24 de marzo en 1980, reveló la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos Navi Pillay, al conmemorar por primera vez el Día Internacional del derecho a la verdad sobre las violaciones graves de los derechos humanos y de la dignidad de las víctimas.

La funcionaria de la ONU denunció que la tortura, las violaciones, la esclavitud sexual, las desapariciones y los asesinatos constituyen graves violaciones en la materia, y urgió a los Estados a adoptar todas las medidas apropiadas para hacer realidad el derecho a la verdad, la justicia y las reparaciones, como pilares de la lucha contra la impunidad y la restauración de la dignidad de las víctimas.

Con información de AVN, PL y Adital.