SITUACION INTERNACIONAL: Vivimos un tiempo de la crisis estructural del sistema capitalista mundial, la crisis financiera de 2008 no ha sido resuelta, ha evolucionado hasta convertirse en una crisis económica, política y social. El imperialismo norteamericano en este periodo de decadencia, se torna más agresivo y violento, seguido por sus aliados de Europa, organizando y financiando actividades intervencionistas directas e indirectas, principalmente en contra de los gobiernos y los procesos progresistas de América latina; sin embargo, estos procesos siguen avanzando con el apoyo firme y mayoritario de sus pueblos.

En países del centro capitalista, también emergen revueltas populares como en Grecia, España, Francia y en algunos Estados de la Unión Americana, en contra de las políticas públicas que pretenden salvar al capital a costa de los derechos del pueblo trabajador, estas movilizaciones exigen un nuevo sistema económico y político.

SITUACION NACIONAL

Los bolivianos necesitamos hacer una lectura crítica de la historia del país, para comprender el presente y construir el futuro.

El proceso de cambios iniciado en 2006, en la primera gestión del Presidente Evo Morales; en ésta segunda gestión, corre el riesgo de detenerse en los límites de políticas de un nacionalismo indigenista y de un capitalismo de estado, una gestión gubernamental, que terminaría haciéndose funcional a nuestra condición de país de la periferia del capitalismo.

En ésta segunda gestión de gobierno, los sectores sociales que conquistaron el proceso político y lo defendieron en estos cinco años, esperan resultados concretos en la mejora de sus condiciones de vida. La gestión de gobierno, principalmente en el área de la planificación y el desarrollo productivo, no muestra signos de resultados que, al menos, cumplan los aspectos básicos del Plan Nacional de Desarrollo.

El MAS y los movimientos sociales, que demostraron contundencia en las movilizaciones y procesos electorales, concluida la agenda de consultas electorales, comienzan a mostrar sus debilidades, por el carácter sectorial de sus reivindicaciones, falta de visión nacional, posturas cortoplacistas, que no miran el horizonte estratégico del proceso político. No muestran capacidad política de conducción del proceso de cambio en su horizonte estratégico, el declarado socialismo comunitario.

Porque este proceso histórico pertenece a todo el pueblo, que durante décadas luchó por el cambio en lo político, económico, social y cultural, tenemos el deber de alertar de los riesgos de que el proceso se detenga y termine derrotado; asimismo, a proponer acciones orientadas a una RECONDUCCION DEL PROCESO, a un GOLPE DE TIMON en la gestión y las políticas públicas. En este sentido, los socialistas proponemos tres ejes:

En lo político, constitución de un nuevo instrumento político, En lo económico, la revolución productiva y En lo social, la institucionalización del poder popular. 1. LA CONSTITUCION DE UN NUEVO INSTRUMENTO POLITICO UNITARIO.

Marcelo Quiroga Santa Cruz planteó en su momento la UNIDAD SUPERIOR DE LA IZQUIERDA, bajo el lema LA UNIDAD HOY O LA DERROTA MAÑANA. Los socialistas proponemos hoy, la constitución de un nuevo instrumento político unitario, ampliando el alcance social del Movimiento Al Socialismo y los movimientos sociales que lo respaldan, a la Central Obrera Boliviana, los sectores obreros principales como mineros, fabriles, constructores y organizaciones políticas de izquierda consecuentes con las luchas populares, este instrumento político conducirá el proceso de cambio, para avanzar hacia una sociedad con justicia social y la construcción de una patria digna y soberana. Las legítimas reivindicaciones indígenas y campesinas, solamente podrán lograr concreción histórica, recogiendo la memoria comunitarista en la organización de su vida social, articulándose con el proyecto socialista de la clase trabajadora. Este instrumento político, debería constituirse sobre la base de un programa básico de realizaciones en la gestión pública. UN FRENTE PARA UN PROGRAMA, UN PROGRAMA PARA AVANZAR.

2. REVOLUCION PRODUCTIVA. DIVERSIFICACION Y FORTALECIMIENTO DEL APARATO PRODUCTIVO

Para avanzar hacia el Vivir Bien, hacia una sociedad superior, es fundamental desarrollar las fuerzas productivas en todas las formas de organización económica, para crear la base material de una economía comunitaria y socialista, diversificando y fortaleciendo el aparato productivo.

3. SEGURIDAD Y SOBERANIA ALIMENTARIA

Alianza estratégica para la producción de alimentos y alcanzar la seguridad y soberanía alimentaria, con todos los sectores de la economía plural, bajo los lineamientos de la Constitución Política del Estado.

4. INDUSTRIALIZACION DE LOS RECURSOS NATURALES, EN EQUILIBRIO CON LOS DERECHOS DE LA MADRE TIERRA

Acelerar los procesos de industrialización de hidrocarburos y minería; los proyectos del Mutún, del Litio y otros.

5. PROSPECCION Y EXPLORACION DE NUEVOS CAMPOS EN HIDROCARBUROS Y MINERIA

La explotación de recursos hidrocarburíferos y mineros, continúan constituyendo sectores que pueden contribuir a crear la base material, para avanzar en la transformación económica y social del país, con soberanía económica y política.

6. PROGRAMA MASIVO DE CONSTRUCCION DE VIVIENDAS

El déficit de vivienda en el país es altísimo; el techo propio, puede cambiar significativamente la vida material de la gente, la construcción tiene efectos multiplicadores positivos en la economía. Se propone un programa masivo de construcción de viviendas para los sectores pobres y de clase media.

7. INTERVENCION ESTATAL EN LA BANCA PRIVADA, PARA APOYAR EL DESARROLLO PRODUCTIVO

La banca privada, ha acumulado una cantidad importante del ahorro interno, que no está siendo canalizado como crédito a los sectores productivos y está ociosa en las cajas del sistema financiero. La banca privada en el país, históricamente es especulativa y no toma riesgos con el sector productivo, por lo tanto, el Estado sin confiscar estos fondos, debe determinar las áreas productivas, a las que deben ser destinados, con las garantías y la planificación más rigurosa y responsable.

8. CONSTRUCCION DEL PODER POPULAR

La Constitución Política del Estado, establece la participación ciudadana en la planificación y definición de las políticas públicas y control social en su ejecución, para observar que la gestión en las entidades públicas, alcance los resultados proyectados.

9. PLAN NACIONAL CONTRA EL CULTIVO ILEGAL DE HOJA DE COCA Y EL NARCOTRAFICO

Por la reputación del Presidente del Estado Plurinacional, del proceso político y de las bolivianas y bolivianos; es fundamental definir el nivel del consumo interno, consumo externo, proyectos de industrialización y con esa información, determinar la cantidad necesaria de hectáreas cultivadas. Sobre esta base y en el marco de políticas de Estado, definir un Plan Nacional de lucha contra los cultivos excedentarios de hoja de coca y contra el narcotráfico.

10. PLAN NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA CORRUPCION Y EL PREBENDALISMO DE ESTADO

A lo largo de más de 180 años, quienes gobernaron Bolivia, lo hicieron con una concepción patrimonialista del poder, usaron y abusaron del poder, para enriquecerse ilícitamente, hicieron un uso prebendal del Estado. Marcelo Quiroga Santa Cruz, denunció radicalmente estos delitos, mediante sendos juicios de responsabilidades a gobernantes de turno, particularmente al dictador Gral. Hugo Banzer Suarez, sentando en el banquillo del acusado, no sólo a Banzer sino a una clase gobernante, juicio que terminaría cobrando la vida del líder socialista. El gobierno del proceso de cambio, no puede permitir que esta lacra social continúe en ningún nivel de la función pública.

Marcelo vive, la lucha sigue, La Paz, mayo de 2011

Eduardo Pardo, José Montecinos, Wálter Vásquez Michel, Rodolfo San Martín, Julio Sevilla, Luis Arroyo, Carmen Venegas, José Luis Avila, Margarita Vásquez, Ricardo Garcia, Carlos López, Nicolás Torrez, Víctor Flores, Miriam Tapia, Osman Añez, Miguel Montaño.