(ABI).- El Gobierno presentará una denuncia contra el subgobernador de la provincia Germán Busch, Sebastián Hurtado, por haber infringido la Ley contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, informó el lunes el director de Descolonización del Ministerio de Culturas, Idón Chivi.

Dijo que este martes una Comisión gubernamental se trasladará a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra para presentar la denuncia para que se inicien las investigaciones del caso.

“El Ministerio Público ya debía haber iniciado de oficio la investigación porque la Ley así lo manda”, agregó.

Señaló que las Leyes bolivianas califican como un delito los actos de discriminación y racismo que deben ser penados con sanciones administrativas y de reclusión.

“Peor aún, cuando se trata de un funcionario público, una vez que las condenas establecidas de uno a cinco años de reclusión serán incrementadas de un tercio al 50 por ciento si es que el imputado es encontrado culpable”, indicó.

“Si es que la justicia determina la culpabilidad de Hurtado con todas las agravantes podría ser condenado a siete años y medio de reclusión”, aseveró.

Chivi subrayó que ante la sola denuncia e imputación por parte del Ministerio Público, Hurtado debe ser destituido del cargo de subgobernador de la provincia Germán Busch.

“Las afirmaciones de Hurtado traen dolorosos recuerdos a hechos de racismo sucedidos en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el año 2008 cuando personas y migrantes del occidente fueron agredidos en pleno centro por grupos xenófobos”, indicó.

Agregó que ese año también fueron asesinados más de una decena de campesinos en la localidad pandina de Porvenir por grupos paramilitares que respondían al mando del entonces prefecto Leopoldo Fernández.

Por ese hecho, Fernández responde a un proceso en La Paz, donde está detenido en la cárcel de San Pedro.

Las afirmaciones de Hurtado se agravan cuando califica a la coca de “maldita”, dijo Chivi, “mucho más cuando Bolivia está inmersa en una lucha en organismos internacional en defensa de la cultura y las tradiciones que representa el uso de la hoja sagrada”.

El subgobernador insultó al pueblo ayoreo calificándolo como “lacra”, además de considerar a la coca como “maldita”.

“Ellos (el pueblo ayoreo) no saben trabajar y por eso son una lacra”, dijo a una televisora de la población cruceña, donde atacó inclusive la dignidad de los niños y jóvenes ayoreos de la Comunidad Pozo del Tigre.

“Los ayoreos debieron ser un material humano útil para la sociedad y no una lacra, ni un peso”, enfatizó.

Hurtado fue más allá con sus afirmaciones al comparar a los pueblos ayoreos de Bolivia y de Paraguay y manifestar que los del vecino país “son más productivos y trabajadores”.

Esas declaraciones fueron difundidas inclusive por el portal Youtube, donde el subgobernador consideró que el origen de los males que afectan a los ayoreos sería el consumo de hoja de coca.

Esa posición contradice investigaciones de organismos científicos que resaltaron las cualidades medicinales de la coca en su estado natural.

Las organizaciones de pueblos indígenas de la región advirtieron con movilizaciones para exigir la renuncia de Hurtado, además de la imposición de sanciones por haber violado las leyes.

El Ministerio Público intervino en otros casos similares para investigar e iniciar procesos a personas que insultaron no solamente al presidente Evo Morales y otras autoridades, sino a los habitantes de los departamentos del occidente.

Ese es el caso del comunicador beniano Jorge Melgar, quien responde a un proceso desde la cárcel de San Pedro en La Paz.

Otro comunicador, Arturo Mendívil, de una radio de Santa Cruz, también fue convocado por la Fiscalía para dar explicaciones sobre los insultos que profirió públicamente contra los pobladores del occidente del país.