(ABI).- Bolivia denunciará ante la comunidad internacional la violación de los derechos humanos de efectivos del Ejército nacional en Chile, confirmó el viernes el Presidente Evo Morales durante un acto en el regimiento Camacho en el que fueron condecorados y ascendidos los 14 miembros de las Fuerzas Armadas detenidos en Chile el pasado viernes cuando realizaban operativos en la lucha contra el contrabando.

El Ministerio de Defensa y el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia informaron que una patrulla de 14 militares bolivianos fue “interceptada” y “detenida” por Carabineros de Chileen la localidad de Colchane, sector de Huayllas en las proximidades del Salar de Coipasa, a primera hora del viernes de la semana pasada, cuando realizaba una labor de control al contrabando de autos indocumentados y robados. Los militares fueron liberados el domingo por determinación del Ministerio Público chileno.

“De acuerdo a información que hemos recibido, en Chile saben que estamos movilizados en la lucha contra el contrabando, y no puedo entender que algunas autoridades sean defensoras del contrabando en Chile. La agresión no es ninguna solución y no puedo entender de que algunas autoridades (de Chile) por más que sean subalternas reconozcan la violación a los derechos humanos. Dejar incomunicados a nuestros soldados, encapuchados, enmanillados, es una flagrante violación a los derechos humanos”, anotó el Presidente Morales.

“Es lamentable que autoridades subalternas de Chile resalten y feliciten la violación a los derechos humanos que sufrieron los militares bolivianos”, dijo, al referirse a las declaraciones realizadas en Santiago y otras poblaciones del vecino país.

Morales cuestionó la felicitación que fueron objeto aquellos que enmanillaron, encapucharon y maltrataron a los militares bolivianos en flagrante violación a los derechos humanos, por lo que la comunidad internacional debe enterarse de este hecho que no respeta la dignidad de las personas ni los convenios de lucha contra el delito y la violencia.

Reiteró que Bolivia “apelará ante la comunidad internacional para denunciar este hecho que es violatorio de los derechos humanos desde todo punto de vista”. De acuerdo con las imágenes mostradas sobre el trato recibido por los militares bolivianos a manos de carabineros chilenos, fueron enmanillados y encapuchados cual si fueran delincuentes.

Los miembros de esa patrulla militar habían ingresado involuntariamente a territorio chileno la madrugada del pasado viernes tras incautar dos vehículos que eran transportados por contrabandistas al país.

El Primer Mandatario expresó que no quiere pensar que las voces de algunas autoridades chilenas “que se vanagloriaron con la detención y el trato dado a los militares bolivianos sea para apoyar a los contrabandistas”. Destacó que Bolivia es “una nación pacifista y así lo ha escrito en su Constitución, por lo que considera que el diálogo debe primar en su relación con las demás naciones”.

“Las guerras y las confrontaciones entre las naciones latinoamericanas han sido provocadas por grupos oligárquicos y trasnacionales extranjeras que defendían sus intereses antes que la paz entre los pueblos, algo a lo que Bolivia no se va a prestar”, aseveró.

Bolivia y Chile tienen suspendidas sus relaciones diplomáticas desde 1978, al fracasar las negociaciones para solucionar la mediterraneidad nacional. Bolivia perdió su acceso soberano al Pacífico en una guerra territorial con Chile en 1879 y desde entonces reclama pro la solución de este problema que afecta a su desarrollo. El Presidente anunció que, sin dejar de lado el diálogo con el gobierno chileno, presentará una demanda ante tribunales internacionales para encaminar la solución a la falta de un acceso soberano al Pacífico, grupo de una guerra injusta.

En el acto militar, Morales destacó el rol que cumplen las Fuerzas Armadas en la lucha contra el contrabando que es una de las lacras que afectan al desarrollo nacional. Indicó que las patrullas militares han decomisado 141 vehículos que eran introducidos ilegalmente a Bolivia por los contrabandistas, además de miles de litros de carburantes y toneladas de productos alimenticios que eran sacados ilegalmente de Bolivia a otras naciones.

Agregó que entre los vehículos decomisados se han identificado a 16 que fueron robados, por lo que el Estado los devolverá a sus propietarios presenten la documentación que amerite su adquisición. El Jefe de Estado destacó que las Fuerzas Armadas llevan adelante el “Plan Cerrojo” para salir al frente a los contrabandistas en todas las fronteras.

“La Ley contra el Contrabando establece que aquellas comunidades fronterizas que denuncien acciones del contrabando recibirán un 40 por ciento de las incautaciones, al igual que las personas particulares que se beneficiarán con el 20 por ciento”, dijo.

Entre tanto, el presidente de la Cámara de Diputados Héctor Arce informó que varios legisladores bolivianos descartaron la invitación para participar en el Bicentenario de Congreso Nacional de Chile, previsto para el 4 de julio próximo, por solidaridad con los 14 militares detenidos y en protesta a declaraciones que “ofenden la dignidad”.

“Como un tema personal, he recibido la invitación para participar en el Bicentenario del Congreso Nacional Chileno es una invitación que nos ha llegado hace varios días la cual agradecemos profundamente pero declinamos de asistir, no vamos a asistir. Entendemos que no van a asistir autoridades del Congreso boliviano porque ese tipo de declaraciones mellan y ofenden a la dignidad de nuestras instituciones, por lo tanto nosotros como Órgano de representación de la voluntad soberana del pueblo asumimos una posición de solidaridad”, manifestó.

Por otro lado, informó que a pedido de la bancada oficialista del Movimiento Al Socialismo (MAS) y mediante una declaración camaral se pedirá que las declaraciones se enmarquen la cordialidad, el respeto y la diplomacia que deben haber entre ambos países.

“Ese pedido es en relación a algunas declaraciones de algunos diputados parlamentarios chilenos que obviamente son condenables y rechazables desde los más profundo del sentimiento nacional. Los militares dignos de nuestras Fuerzas Armadas que fueron detenidos y fueron enmanillados y engrilletados en Chile, son oficiales del Ejército boliviano, no estamos cometiendo ningún delito”, abogó.