Doce policías desaparecidos y un cooperativista minero desmembrado por explosión de dinamita es el saldo de un violento enfrentamiento entre uniformados y cooperativistas registrado en la madrugada del martes en el centro minero de Sayaquira, provincia Inquisivi de La Paz.

La mina estañífera Sayaquira explotada por la empresa Pullman fue tomada por alrededor de 300 campesinos. “Hay 12 policías desaparecidos de 35 que resguardaban la mina”, informó el viceministro de Régimen Interior y Policía Marcos Farfán, luego de ordenar la evacuaciòn de los trabajadores mineros y a sus familias a la localidad de Villa Campero.

Los avasalladores irrumpieron con dinamita, palos y otros objetos contundentes “por lo que trabajadores y policías que protegían la propiedad privada se vieron obligados a desalojar y huir del lugar”, declaró Farfán a la agencia ABI. Uno de los avasalladores, identificado como Sergio Ramos, perdió el brazo derecho en el asalto que dejó además dos mineros con heridas de levedad.

El gobierno envió 100 efectivos de refuerzo y una comisión de delegados de los ministerios de Minería, Trabajo, Gobierno, Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia para dialogar.

“Hay gente desposeída que vino de La Paz y Oruro directamente a tomar un botín de guerra y saquear la mina y a todos nuestros trabajadores. Como el estaño está alrededor de 12 dólares, el problema es que un saco de estaño vale más o menos 4.000 bolivianos; esta gente está yendo directamente a asaltar”, se quejó un ejecutivo de la empresa.