(Agencias).- El departamento de Tarija situado en el extremo sur del país fue declarado hoy zona de desastre nacional y en situación de emergencia debido a la excesiva sedimentación y drástica disminución de caudales de la cuenca del río Pilcomayo, fuente de sustento para cientos de familias indígenas y campesinas.

El Poder Ejecutivo declaró el desastre mediante Decreto Supremo 0900 con el fin tomar acciones inmediatas para enfrentar la emergencia departamental, como por ejemplo dragar el río, y socorrer a por lo menos 200 familias indígenas weenhayek, tapiete y guaraní que viven de la pesca.

El Decreto autoriza a la Gobernación de Tarija y a los Municipios de Villamontes y Yacuiba utilizar los recursos necesarios para atender la emergencia, y encomienda a la Cancillería la misión de programar una reunión con representantes de Argentina y Paraguay, que comparten la cuenca trinacional del río Pilcomayo-Bermejo, para el próximo 13 de junio en Paraguay.

El Ministerio de Defensa repartirá alimentos, agua potable y vituallas, y efectivos de las Fuerzas Armadas coadyuvarán en todos los trabajos necesarios para mitigar los efectos de la crisis ecológica.

La Red Erbol informó que los indígenas de la Organización de Capitanías Weenhayek y Tapieté de Tarija (ORCAWETA), debido a la escasez de peces, se ven obligados a buscar comida en los montes y desde hace dos meses trabajan de cargadores en Villamontes y Yacuiba para sobrevivir.