Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) solicitó 22 nuevas áreas de exploración de yacimientos hidrocarburíferos en los nueve departamentos del país. La petrolera obtuvo el año pasado 56 áreas de una superficie total de 14,9 millones de hectáreas, de las cuales al menos 15 ya cuentan con contratos aprobados y ratificados por el Congreso.

El Decreto Supremo 0676 del 20 del octubre de 2010 adjudicó a YPFB 56 áreas en zonas tradicionales y no tradicionales para tareas de exploración y explotación de hidrocarburos.

Las áreas reservadas para YPFB son Madre de Dios, Río Beni, Madidi, Secure zona 19, Secure zona 20, Cedro, Almendro, Azero, Carohuaicho, Iñau, Sauce Mayu, Itacaray, Huacareta, Tiacia, Aguarague Sur A, Aguarague Sur B, Aguarague centro, Aguarague Norte, Iñiguazu, San Telmo, Coipasa, Corregidores, Buena Vista, Camatindi, Sanandita, Astillero, Sunchal, Sayurenda, Villamontes, Isipote, Carandaiti, Boyuibe, Yoai, Cupecito, Chispani, Lliquimuni, Chepite, Isarsama, Manco Kapac, San Miguel, Florida, El Dorado Oeste, Arenales, Taputá, Ovai, Algarrobilla, Uchan, Casira, La Ceiba, Capiguazuti, Río Salado, La Guardia, Iguembe, San Martin, Okinawa, Rodeo, Pilar, El Remate, Nuevo Horizonte y Puerto Grether.

El decreto 0676 adjudicó a YPFB más de 690 mil hectáreas en el Parque Nacional Madidi; al menos 154 mil hectáreas en el Area de Manejo Integrado de Aguaragüe; 100 mil hectáreas en el Area de Manejo Integrado de Iñao, y más de 723 mil hectáreas en el Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Sécure (Tipnis).

La semana pasada, la petrolera estatal solicitó al Ministerio de Energía e Hidrocarburos que aumente de 56 a 98 las áreas de exploración hidrocarburífera en los nueve departamentos del país, confirmó el viceministro de Exploración y Explotación Eduardo Alarcón a la agencia ABI.

Se registraron siete áreas de exploración en Oruro, La Paz y Potosí, hasta ahora considerados departamentos no productores. Alarcón prevé que la solicitud será aprobada pronto mediante decreto supremo.

El Estado boliviano contratará a una consultora internacional para que valore las reservas de las áreas con potencial hidrocarburífero. Los consultores entregarían un informe final y un mapa de “prospectividad” del país a escala 1:2.000.000 en un plazo de 120 días.

YPFB ejecuta un agresivo plan de exploración de yacimientos para el período 2010-2020, con el objetivo expreso de incrementar las reservas de hidrocarburos del país. Para ello, busca desesperadamente nuevas inversiones extranjeras.

“Vamos a ir a todo congreso donde nos permitan hacer una difusión amplia de nuestro Plan. Esta ronda de difusión y de licitación no va a culminar el 2011, por lo menos vamos a encarar estas rondas de licitaciones los próximos tres años”, dijo el presidente ejecutivo de YPFB Carlos Villegas.

La subasta comenzó el 21 de diciembre de 2010 con la perforación del pozo Sararenda en el campo Guairuy de Santa Cruz. Hasta el momento, de más de 60 áreas ofertadas al capital privado, 30 fueron concesionadas y otras 32 se negocian con YPF Argentina, Petro Vietnam, Petrobras, Repsol y Nioc de Irán.

YPFB suscribió hace poco seis contratos con YPF Argentina y Petrobras para desarrollar tareas de prospección en áreas tradicionales y no tradicionales de Chuquisaca y Tarija. YPF explorará en las áreas Capiguazuti (Chuquisaca) y Río Salado (Tarija), ubicadas en la zona tradicional, y en Yuchán, un área no tradicional. Petrobras explorará en Astillero y Sunchal, y en el área no tradicional de San Telmo, también en Tarija.

La sociedad YPFB-PETROANDINA invirtió el año pasado 87 millones de dólares y para 2011 programó una inversión de 140,4 millones de dólares en tareas de exploración petrolera en zonas tradicionales y no tradicionales del subandino norte y subandino sur.

El consorcio realizará estudios geológicos y geofísicos en los bloques Madidi, Chepite, Secure y Chispani, y hasta junio concluirá el estudio sísmico en el bloque Liquimuni, todos ellos ubicados en el norte del departamento de La Paz. Tramitará la licencia ambiental para el bloque Llliquimuni en julio, y la perforación del pozo comenzaría en abril de 2012.