(ABI).- El Ministerio Público imputó a Waldir Aguilar, director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), por uso indebido de influencias al favorecer a una distribuidora de gas en Guarayos, en el departamento de Santa Cruz, informó el jueves el fiscal Félix Peralta.

La ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción Nardy Suxo pidió la renuncia Aguilar porque tiene cuatro denuncias en su contra y un proceso abierto en la Fiscalía por la emisión irregular de licencia de funcionamiento a la empresa IPSEC, operadora de la estación de servicio de la terminal bimodal de Santa Cruz.

“Se ha procedido a la imputación formal del señor Waldir Aguilar, director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, por el hecho que se está investigando, se le atribuye el delito de uso indebido de influencias”, explicó el fiscal Peralta a los medios y aclaró que el acusado continúa fungiendo como Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

Precisó que las acusaciones que pesan contra Aguilar se refieren a la autorización para la implementación una estación de servicio en cuestión de horas, cuando ese proceso, que incluye el informe técnico y legal, demora varios días y hasta meses. Por otra parte, Peralta informó que se están “investigando más hechos”, en relación a otras estaciones distribuidoras, en todo el país, por presuntas irregularidades.

Por otro lado, el 1 de junio, el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Carlos Villegas designó a Wilson Osinaga Cabrera como nuevo Gerente Nacional de Exploración y Explotación, en forma interina, en sustitución de Rubén Sandi Bernal.

“Es un desafío muy importante y estoy consciente de que es un puesto bastante alto dentro de la empresa, por ello haré las cosas con responsabilidad y prudencia al momento de tomar las decisiones”, señaló Osinaga, ingeniero geólogo titulado en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz y tiene amplia experiencia en la actividad petrolera.

Recordó que una de las principales actividades de esta gestión tiene que ver con la adquisición de 223 kilómetros cuadrados de líneas sísmicas 3D, en el área de Itaguazurenda, para obtener un mejor relevamiento sísmico en las formaciones Iquiri y Tupambi, que presentan indicios de hidrocarburos.

“El monto total programado para la gestión 2011 asciende a 19 millones de dólares, recursos que serán invertidos en el levantamiento de adquisición sísmica 3D en Itaguazurenda. Asimismo, las funciones estipulan trabajos exploratorios en las áreas Boyuibe y Ovai asignadas a YPFB Casa Matriz”, explicó el nuevo gerente de Exploración y Explotación.

Ese prospecto de exploración y perforación exploratoria se inicio el año pasado y su conclusión está programada para fines de junio del 2012. “En los próximos días presentaremos al Directorio de YPFB todos los respaldos necesarios y toda la documentación requerida para que sea aprobado en esa instancia”, complementó Osinaga.

En 2010, se evaluó la información disponible de esa estructura con el apoyo de YPFB Chaco y se determinó la necesidad de contar con sísmica 3D, en vez de Sísmica 2D, que pretendía adquirirse. En la presente gestión se contará con la licencia ambiental para el proyecto de adquisición sísmica 3D, que permitirá visualizar la estructura en profundidad y mejorar la ubicación del prospecto exploratorio, señala un boletín institucional.