(ABI).- Los ingresos por la exportación de minerales ascendieron a mil millones de dólares en el primer cuatrimestre de 2011, batiendo un récord histórico en Bolivia, confirmó el ministro de Minería y Metalurgia José Pimentel y anticipó que con esos resultados, se prevé superar los 3 mil millones hasta fin de año, aunque todo dependerá de las cotizaciones de la plata, plomo, estaño y zinc en el mercado internacional.

Los minerales son el segundo rubro en exportaciones después del gas y en 2010 alcanzaron un máximo histórico de 2.405 millones de dólares. Las exportaciones de minerales e hidrocarburos representaron casi el 90 por ciento de las ventas totales de Bolivia entre enero y febrero de 2011. El INE registró un significativo aumento de 44 por ciento en términos de valor, pasando de 723 millones de dólares en 2010 a poco más de 1.044 millones en febrero de 2011.

La plata podría convertirse en el primer mineral exportable del país y si mantiene su cotización actual, superará los ingresos generados por el zinc, pronosticó el viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico Héctor Córdova. En el primer trimestre de 2011 las exportaciones de plata superaron los 220 millones dólares, informa el Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras que las ventas de zinc registraron un descenso de más de cinco millones de dólares.

La plata ha tomado una posición preponderante gracias a los precios y en el cálculo de probabilidades, una baja de 10 puntos no afectará el panorama de bonanza de los minerales, aseguró el Ministro Pimentel.

Por otro lado, Pimentel informó que el retraso en la aprobación de las nuevas boletas de garantía, presentadas por la empresa india Jindal Steel Bolivia (JSB), se originaron en una falla de esa compañía que consignó como beneficiario al Contrato de Exploración y Explotación del mega yacimiento de hierro, cuando debía girar esos documentos a nombre de la estatal Empresa Siderúrgica del Mutún.

Hace dos semanas la JSB presentó las nuevas boletas de garantía de 18 millones de dólares para garantizar la inversión y la producción en el proyecto siderúrgico del Mutún, suscrito en 2007. JSB y la ESM suscribieron un contrato de riesgo compartido para la explotación de hierro del Mutún, una de las reservas más grandes de ese mineral en el mundo, con reservas de hierro y de otros minerales calculados en 40 mil millones de toneladas. JSB prometió invertir en los siguientes 5 años 2.100 millones de dólares para explotar e industrializar el 50 por ciento del hierro que posee la mina.

“La boleta de garantía para la inversión de 18 millones de dólares emitida por el Banco de Crédito de Perú no consigna claramente el beneficiario”, explicó Pimentel en una conferencia de prensa y aclaró que esas boletas deberían estar asignadas a la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) y no así al contrato de riesgo compartido, como emitió el Banco de Crédito de la Republica de Perú. “Entonces esta es una falencia que Jindal tiene que superarla y como ustedes saben esta boleta significa la vigencia del contrato”, explicó.

Pimentel lamentó que la JSB no haya realizado ninguna gestión para dar solución a ese problema para iniciar con las labores establecidas, de acuerdo al contrato. “Este es un problema de tipo administrativo que no pone en riesgo el contrato”, dijo.

El pasado lunes la empresa india dijo que estaba a la espera del visto bueno de la ESM, sobre esas nuevas boletas de garantía recientemente entregadas y advirtió que la tardanza de ese requisito perjudica la exportación de concentrados de hierro.

Jindal consideró que la comercialización del hierro será un “hito muy importante”, no sólo para el proyecto, sino para la historia del país, porque significará el ingreso de Bolivia al mercado internacional de hierro y acero, como país productor.

JSB aseguró el lunes que cumple con el plan de inversiones en el proyecto del Mutún e informó que hasta el pasado mes de abril ya ejecutó más de 200 millones de dólares de los 600 millones establecidos hasta 2012.

“Al primero de abril del 2011 las inversiones llegaron a 200 millones de dólares, esperamos que hasta el primero de abril del 2012 ya hayamos llegados a los 600 millones de dólares”, precisó el gerente de Asuntos Legales y Administrativos de la JSB, Jorge Gallardo.