(Agencias).- El gobierno de China desea importar mayor variedad de mercancías de América Latina, y está dispuesto a estimular a más empresas para que inviertan en industrias de bienes de consumo, agricultura y minería de la región. Bolivia exportó 86 tipos de productos a China en 2010, por valor un récord de 208 millones de dólares.

China clasifica entre los primeros socios comerciales de muchas naciones sudamericanas, que como región también constituye el segundo destino de sus inversiones, después de Asia-Pacífico. En 2009, fue el quinto mayor inversionista del mundo con 56.530 millones de dólares invertidos en 177 países. 

En la actualidad, el gigante asático importa de América Latina productos agrícolas, minerales y otras materias primas, mientras que le vende aparatos electrónicos, maquinaria, textiles y calzados. La segunda economía del mundo podría importar en el futuro subproductos agrícolas, de la industria química y otros relacionados con la infraestructura.

El objetivo es inducir a los países latinoamericanos a exportar más a China, sobre todo productos de valor agregado, y para que ello suceda Beijing da una serie de pasos, explicó el presidente del Consejo para la Promoción del Comercio Internacional Wan Jifei.

Hace poco el ministro de Comercio Chen Deming visitó Argentina y Brasil para explorar nuevas áreas de negocio, al tiempo que una delegación multisectorial argentina viajó a Beijing para promocionar productos con valor agregado. China importará 500 mil toneladas de aceite de soya de Argentina, anunció el canciller argentino Héctor Timerman.

El ministro Deming estima que las inversiones de su país en Argentina superan ya los 14 mil millones de dólares, y señaló que en los próximos cinco años su país ofrecerá “oportunidades importantes” de exportación para todo el mundo.

Las exportaciones de Bolivia a China alcanzaron un récord de 208 millones de dólares en 2010, mientras que las importaciones desde el gigante asiático sumaron 536 millones. Hasta marzo de 2011, las exportaciones bolivianas a China sumaron 77 millones y las importaciones, 172 millones de dólares.

Bolivia exportó a China 86 tipos de bienes, en su mayoría materias primas, e importó 3.734 clases de mercancías, principalmente motocicletas e insecticidas, indicó el presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) Wilfredo Rojo.

En abril de este año, el grupo chino CAMC Engineering Co firmó un acuerdo con el gobierno de Bolivia para la industrialización de hidrocarburos y la conversión de vehículos de gasolina al gas natural. El Banco Industrial y Comercial de China financiaría la construcción de plantas hidroeléctricas y de Gas Natural Licuado (LNG), reportó la agencia Xinhua.

Entretanto, el Instituto de Comercio Internacional de Surcorea recomendó firmar tratados de libre comercio (TLC) con varias naciones latinoamericanas con el fin de mantener el crecimiento del intercambio de bienes y servicios.

El organismo surcoreano identificó cuatro mercados importantes con los cuales sugiere alcanzar pronto acuerdos de ese tipo: Venezuela, Ecuador, Panamá y República Dominicana. La semana pasada autoridades de 11 naciones latinoamericanas y de este país participaron en un foro de cooperación con vistas a impulsar las relaciones económicas bilaterales, incluidos el comercio y las inversiones.

Seúl firmó su primer TLC con Chile, el cual entró en vigor a principios de 2004, y recientemente lo hizo con Perú, en tanto gestiona el inicio de conversaciones fin con el Mercosur, integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay. Se espera que el comercio surcoreano supere este año el billón de dólares.

Las exportaciones latinoamericanas experimentaron un crecimiento superior al 20 por ciento en 2010, debido principalmente al repunte de las ventas de materias primas a países del Asia, especialmente China. La CEPAL estimó el año pasado que la tasa de crecimiento de las exportaciones de la región a China pasó de -2,2 en el primer semestre de 2009 a 44 por ciento en el mismo periodo de 2010.

Con datos de Prensa Latina y ABI.