Montevideo, (PL).- Los Ministros uruguayos de Industria Roberto Kreimerman y de Economía Fernando Lorenzo autorizaron la construcción de la segunda planta de celulosa del país en Punta Pereira, departamento de Colonia, a 180 kilómetros de Montevideo, y elogiaron las características del emprendimiento valorado en cerca de dos mil millones de dólares.

La obra está a cargo de la empresa forestal Montes del Plata, una asociación de las compañías sueco finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco. Se trata de proyecto es el más grande realizado hasta ahora en Uruguay, aseguró Kreimerman y estimó que el gobierno pretende aumentar el nivel de inversión, del 18 por ciento actual del PIB hasta 25 unidades porcentuales, cuando la industria entre en funcionamiento en 2013.

Esta usina podrá producir al año 1,3 millones de toneladas de pasta de celulosa, empleando a cinco mil trabajadores. Una vez operativa generará 500 puestos de trabajo directos y dos mil indirectos, según datos oficiales. La producción tendrá como destino Norteamérica, Europa y Asia en tanto especialistas de la joint venture destacaron que la tecnología será la más moderna y eficiente del sector de la pulpa y papel.

El gobierno de Uruguay suscribió en enero con el consorcio Montes del Plata un memorando de entendimiento para la construcción de la fábrica. De acuerdo con el cronograma, para 2013 entrará en funcionamiento junto con una unidad generadora de electricidad por biomasa y un puerto.

La fábrica será la segunda de su tipo en suelo uruguayo después de la finlandesa UPM, ex Botnia, cuya instalación provocó un conflicto entre los gobiernos de Argentina y Uruguay, solucionado en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Dada la importancia del entorno y las inquietudes que suscita una pastera, directivos señalaron que el ente dispondrá de un programa de chequeo ambiental con análisis de agua, aire y suelo.

A principios de 2011, el canciller argentino Héctor Timerman descartó objeciones a la edificación de esta productora de celulosa, y agregó que el emprendimiento respeta el Estatuto del limítrofe rio de la Plata.