La superficie cultivada de algodón en Bolivia se redujo de 52 mil hectáreas en la década de los 90 del siglo pasado a sólo 700 hectáreas en 2010, el nivel más bajo de los últimos 50 años, al tiempo que continúa aumentando la importación de fibra, hilado y tejido de algodón, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

El algodón es una fibra vegetal natural de gran importancia económica como materia prima para la fabricación de tejidos y prendas de vestir. Los principales productores mundiales son EE.UU., China, India, Pakistán, Brasil y Turquía.

El boletín Cifras del IBCE señala que EE.UU., Australia, China y Argentina han logrado un mayor rendimiento con el uso de diversas variedades de semillas transgénicas, que les ha permitido producir fibra más competitiva en comparación con países que utilizan semillas convencionales. Según la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y la Asociación de Productores de Algodón (ADEPA), el 90% de la producción mundial de algodón se realiza con semillas genéticamente modificadas.

Según datos de la CAO y ADEPA, la superficie cultivada de algodón en Bolivia llegó a su nivel histórico más bajo de los últimos 50 años en 2010 debido a diversos factores como la escasa investigación en el desarrollo de semillas resistentes al cambio climático, el uso de tecnología obsoleta en la producción de fibra, y los precios bajos entre 2000 y 2009.

El cultivo de algodón en Bolivia cayó por quinto año consecutivo en 2010, en un 72% en la siembra y un 69% en la producción de fibra. Bolivia nunca recuperó el récord de 60 mil hectáreas alcanzado en los años 70, si bien se acercó a él en la gestión 1997 (52.000 ha) y en 1998 (50.000 ha).

Entre los años 2001 y 2010 las exportaciones bolivianas del sector fueron de 66.137 toneladas, mientras que las importaciones subieron a 117.335 toneladas. El saldo en la balanza comercial correspondiente al rubro “fibra, hilados y tejidos de algodón” muestra un déficit de 51.198 toneladas. 

En 2010, Bolivia la exportaciones de algodón sumaron sólo 4,8 millones de dólares y las importaciones 16, 2 millones de dólares. El país tiene una capacidad aproximada de hilado de 20 mil toneladas de fibra bruta y solo produce a 6% de su capacidad. Santa Cruz es el principal productor.

Históricamente el precio de la fibra de algodón ha fluctuado entre 50 $us el quintal, mientras que en las dos últimas campañas 2009/10 y 2010/2011 el precio ha superado los 100 $us el quintal. A partir del 2010 los precios internacionales de la fibra de algodón experimentaron súbitos incrementos, llegando a cotizarse en mayo del 2011 a más de 200 dólares el quintal; en marzo había subido a 233 dólares.

La CAO estima que la cosecha de algodón requiere 1,5 trabajadores por hectárea, por lo que con el incremento a 4.000 hectáreas de cultivo previsto para el 2011 espera lograr cerca de 6.000 empleos directos, muy lejos de los más de 75.000 empleos que llegó a generar en su mejor momento.