Ginebra, Suiza.- Al menos 100 millones de personas caen anualmente en todo el mundo a la situación de pobreza debido a gastos de salud que superan sus posibilidades económicas. Así lo denunció la Organización No Gubernamental “Médicos del Mundo”, y advirtió en la necesidad de actuar activamente para que la salud no se convierta en un lujo.

En una movilización/ conferencia de prensa convocada el jueves 19 en la Plaza de las Naciones, frente a la sede ginebrina de la ONU, “Médicos del Mundo” emplazó una lujosa limusina, con la palabra “ambulancia” en letras gigantes.“Queremos denunciar las dificultades financieras en el acceso a la salud. La ambulancia está ahí, pero no se puede pagar”, explicó Pascale Giron, directora de Médicos Mundo /Suiza. “La crisis agravó la situación de los más marginados en todo el planeta, tanto en las naciones del Sur como del Norte”, enfatizó una responsable de la ONG internacional.

Cada día, 22 mil niños mueren por causas que hubieran podido ser evitadas o tratadas convenientemente, insiste el organismo. Cada 24 horas, también, cerca de mil mujeres mueren debido a complicaciones ligadas a un embarazo a en el momento de dar a luz sin contar con una atención correcta.En países del África como Burkina Faso, Liberia, Malí o Benín se contabiliza un médico cada 10 mil habitantes, mientras que Francia cuenta con una proporción 30 veces más favorable.Sin embargo, el Norte también es tocado por el retroceso de los servicios.

En la misma ciudad de Ginebra, sede europea de la ONU, un 15% de la población ha renunciado a alguna forma de atención médica o sanitaria por causas económicas.En el marco de la reunión de la Asamblea Mundial de la Salud, convocada por la Organización Mundial de la Salud en la ciudad helvética, Médicos del Mundo llamó al organismo internacional a adoptar una resolución en favor de una cobertura universal mínima de la salud.“La salud es un derecho universal”, expresaron voceros de la ONG. Es imprescindible instaurar a nivel universal la gratuidad para la atención de las madres embarazadas y para los niños menores de 5 años, exigieron.

Al tiempo que el debate sobre la naturaleza misma de la atención médico-sanitaria se prosigue (¿bien público o mercancía?) las señales que vienen de la misma Asamblea Mundial no son las más positivas.Casi al anochecer del miércoles 18 de mayo, dicho organismo aprobó “por consenso” la decisión de mandatar a la directora general de la OMS para crear un “Foro Mundial de la Salud”, abierto al sector privado y con rango de dirección paralela de la OMS. Una especie de poder dual de los grandes laboratorios y trasnacionales médicas sobre el máximo organismo onusiano dedicado a este sensitivo sector.

Un paso adelante hacia el control del sector privado sobre la salud, según el periódico suizo “Le Courrier” que en su editorial principal de tapa del viernes 20 de mayo califica esta decisión de preocupante. Con el agravante que sólo Brasil e India osaron oponerse a la decisión durante los debates y anticiparon combatirla en la continuidad del pleno la próxima semana.

Una decisión que pareciera corresponderse con la misma crisis financiera que toca a la propia OMS. Que cada vez es más dependiente de los aportes del sector privado.Sólo un 20 % del presupuesto de la institución es asegurado por el aporte de los Estados miembros, recuerda el periódico “Le Courrier”.

Los Estados miembros adoptaron este tercer viernes de mayo un presupuesto de la OMS para 2012-2013 un 12 % menor del solicitado originalmente y que hubiera ascendido a 4 mil quinientos millones de dólares. Expresión del impacto de la crisis financiera global y de la reducción de los gastos de salud pública como tendencia planetaria dominante. Y en correspondencia, la “penalización” a organizaciones internacionales como la OMS y, por ende, las puertas abiertas para que cada día más el sector privado se apropie de las grandes decisiones en torno a la salud en el mundo.