(Bolpress y agencias).- Este año Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) adjudicará más de 30 nuevas concesiones a petroleras privadas, incentivará la exploración y explotación de reservas, e incrementará la producción en los campos en operación. Todo esto permite avizorar que Bolivia contará con suficiente gas para atender la demanda interna y cumplir con sus contratos de exportación a Brasil y Argentina, aseguró el presidente ejecutivo de la petrolera estatal Carlos Villegas.

YPFB presentará hoy su plan de exploración y producción hasta el año 2015, en el Primer Congreso Internacional de Petróleo y Gas que se celebra en Santa Cruz con la participación de autoridades de Venezuela, Argentina, Brasil y Trinidad y Tobago.

En el encuentro internacional convocado por el gobierno boliviano, cientos de expertos del país y del extranjero analizan las perspectivas del mercado internacional del gas natural, los cambios estructurales en la industria, y las tendencias de los precios. Autoridades de YPFB y del Ministerio de Hidrocarburos aprovechan para promocionar la imagen de Bolivia como un proveedor continental de energía serio y confiable.

En la actualidad, Brasil compra a Bolivia unos 30 millones de metros cúbicos de gas natural diarios. El gigante sudamericano se abastece principalmente de energía hidroeléctrica (85% en 2009), pero las sequías le obligarán a importar cada vez más gas para alimentar sus plantas termoeléctricas.

“Brasil necesita del gas boliviano en el marco de un contrato que se inició en 1999 a través del gasoducto entre Río Grande y Sao Paulo”, y todo indica que dicho contrato se extenderá por lo menos hasta el año 2019, dijo el director de Marketing y Comercialización de Gas y Energía de Petrobras Antonio Monteiro de Castro.

Bolivia también exporta gas Argentina: entre 1 y 2 millones de metros cúbicos diarios en 2009; alrededor de cinco millones en 2010, y entre 7 y 7,7 millones de metros cúbicos diarios en lo que va de 2011. En marzo de 2010 los Presidentes de Bolivia Evo Morales y de Argentina Cristina Fernández suscribieron una adenda del contrato de compraventa con el fin de incrementar gradualmente las ventas hasta 27,7 millones de metros cúbicos diarios.

El embajador argentino Horacio Macedo indicó que ya está casi listo el gasoducto Juana Azurduy de Padilla, el cual permitirá incrementar el flujo de gas hasta 10 millones de metros cúbicos diarios a fin de año, y a 27,7 millones de metros cúbicos diarios hasta el año 2019.

“Los campos en explotación y en operaciones permiten avizorar un futuro promisorio para el gas boliviano”; Bolivia contará con suficiente gas para atender la demanda interna y cumplir sus contratos con Brasil y Argentina, aseguró Carlos Villegas.

El presidente de YPFB informó que el campo Caipipendi sumará este año a la oferta nacional unos 9 millones de metros cúbicos diarios, y hasta 15 millones diarios en 2013. “Lo mismo pasará con el campo Itaú que sumará cinco millones de metros cúbicos diarios hasta 2013, y el campo Sábalo, a cargo de Petrobras, adicionará otros cinco millones cuando instale un tercer tren en la planta de procesamiento hasta fines de este año”.

El Plan de Exploración 2010-2020 de YPFB Corporación contempla el inicio de actividades de prospección petrolera en los departamentos de Beni y Pando, y la consolidación de proyectos de exploración en el norte de La Paz por parte de Petroandina, una Sociedad Anónima Mixta conformada por YPFB y PDVSA.

La Cámara de Senadores aprobó y envió al Poder Ejecutivo cuatro Leyes que autorizan a YPFB firmar contratos de servicios con Gas To Liquid International SA (GTLI) para la exploración y explotación de yacimientos en las áreas de Itacaray (Chuquisaca), Río Beni (La Paz, Beni y Pando), y Cupecito y Almendro (Santa Cruz).

Esperan encontrar hidrocarburos líquidos en la zona de Río Beni, que tiene antecedentes como productora, explicó el ministro de Hidrocarburos y Energía José Luis Gutiérrez. En Río Grande existiría un trillón de pies cúbicos de reservas, precisó Villegas.

El presidente de YPFB resaltó que el país cuenta con plena solvencia para impulsar millonarias inversiones en exploración de yacimientos. Bolivia invirtió unos 600 millones de dólares en 2009; 750 millones en 2010 y este año prevé invertir 1.814 millones de dólares, (67% YPFB y 37% petroleras privadas).

YPFB identificó 62 áreas de exploración hidrocarburífera potenciales, de las cuales 32 no son operadas por ninguna empresa. Se estima que YPFB detenta al menos dos áreas; Andina seis, Chaco seis, y Petroandina 12. Al menos nueve áreas estarían en proceso de adjudicación a YPF Argentina, Nioc, Petrovietnam, Petrobras y Repsol. YPFB negocia contratos con EP Ltda en Sanandita; con Gazprom-Total en el bloque Azero; con Pluspetrol en Huacareta, y con Global Bolivia en el Madre de Dios y Sayurenda.

El 11 de mayo, el Ministerio de Hidrocarburos y Energía emitió la Resolución Ministerial 206-11 autorizando al consorcio Repsol YPF E&P Bolivia SA la cesión de cinco campos a YPFB Chaco SA.

Repsol YPF E&P cedió el Campo Surubí Noroeste, en el departamento de Cochabamba. El Contrato de Operaciones para el Área Mamoré I y el campo Surubí Noroeste fue suscrito el 28 de octubre de 2006, y ratificado por Ley 3651 el 23 de abril de 2007.

También cedió los Campos Paloma, Surubí y Surubí Bloque Bajo. El contrato de Operación en el Área Surubí fue aprobado por el Congreso el 23 de abril de 2007 mediante Ley 3652. Además, cedió el Campo Cambeiti, en el Área Cambeiti del departamento de Santa Cruz. Este contrato con Repsol fue aprobado por Ley 3653 el 23 de abril.

Además, el Viceministerio de Exploración y Explotación autorizará en breve a Petrobras la cesión del Bloque Ingre de Chuquisaca a Chaco SA; y también aprobará la cesión del 20% del Bloque Aquío, ubicado en Santa Cruz, de la francesa Total Bolivie en favor de la rusa Gazprom.

En la inauguración del Congreso en Santa Cruz, el Presidente Evo Morales pidió a las petroleras que operan en el país que inviertan más en exploración y contribuyan a aumentar las reservas de gas y carburantes líquidos, considerando que la producción de crudo en el país se redujo en 51% desde 2006.

El gobierno intentó estimular a los inversionistas aumentado los precios en el mercado interno a través del fallido gasolinazo de diciembre de 2010. Luego del fracaso, YPFB ofreció devolver el 100% de sus inversiones a las empresas que encuentren nuevas reservas de petróleo.

Villegas reiteró ayer que YPFB está dispuesto a conformar sociedades anónimas mixtas con privados para explorar nuevos yacimientos. Si el negocio prospera, la sociedad anónima devolverá las inversiones un período de entre cinco y 10 años.

Sin embargo, el presidente de YPFB admitió que ese aliciente “no es suficiente”, y por eso Bolivia comenzó a elaborar una nueva ley de inversiones para “dar garantías a los inversionistas extranjeros que respeten las normas bolivianas”, informó el canciller David Choquehuanca a principios de año.