(Agencias).- El dueño del canal 24 de la televisión de Danlí Luis Mendoza fue asesinado este jueves en Honduras. El 10 de mayo mataron al presentador del canal Omega Visión Héctor Francisco Medina Polanco. En los últimos 15 meses asesinaron a 28 sindicalistas campesinos en Honduras.

Mientras la diplomacia norteamericana presiona para reinsertar a Honduras al seno de la OEA, los grupos de poder siguen asesinando a periodistas y campesinos “ante el silencio cómplice de las autoridades de un Estado fallido”, reportó el periodista Giorgio Trucchi de la Rel-UITA.

El 19 de mayo, cuatro encapuchados interceptaron el vehículo de Luis Mendoza a la entrada de la ciudad de Danlí, ubicada a unos 160 kilómetros al este de Tegucigalpa, y le dispararon reiteradamente, informó la Policía.

“Es lamentable lo que está pasando en el país; estoy desesperado”, declaró a la prensa Manuel Gomero, director de la Escuela Agrícola Panamericana de El Zamorano, ubicada cerca del lugar donde asesinaron a Mendoza.

La noche del 10 de mayo, el administrador y presentador del canal Omega Visión Héctor Medina Polanco también fue ultimado a tiros en Morazán, departamento de Yoro.

Desde 2009 han sido asesinados 12 trabajadores de la prensa en Honduras. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Corte interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó su preocupación por la falta de avances significativos para esclarecer los crímenes.

El 18 de mayo perdió la vida de forma violenta el campesino Sixto Ramos, miembro de la empresa Nueva Suyapa del Movimiento Campesino del Aguán (MCA), en el Bajo Aguán. Una semana antes fueron brutalmente asesinados los campesinos José Paulino Lemus Cruz y Henry Roney Díaz.

Solo en los primeros 18 días de mayo, cuatro miembros del MCA fueron ultimados por la guardia privada de los terratenientes, y desde el 15 de mayo no aparece el campesino Francisco Pascual López. El 10 de mayo, el trabajador de la finca La Trinidad Alejandro Gómez fue secuestrado por terratenientes de la zona, interrogado, salvajemente torturado por casi tres días, y finalmente liberado.

Desde finales de 2009 se intensifican los ataques contra pequeños productores del Bajo Aguán, departamento de Yoro, que reclaman su derecho a la tierra y se enfrentan a terratenientes y productores de palma. Ya suman 28 los sindicalistas campesinos asesinados en los últimos 15 meses, denunció el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).

Aquí la represión se mantiene contra las personas que apoyan la lucha por el acceso a la tierra para trabajar y vivir; como no pueden derrotarnos con la militarización, ahora nos atacan de forma selectiva, denunció José Santos Cruz, miembro del MCA.

La alta burguesía integrada por Jaime Canahuati Larach, Carlos Flores, Ferrari, Maduro y Rosenthal, que controlan los medios decomunicación, soncómplices de la violencia imperante en Honduras.

Mientras tanto, el régimen de Pepe Lobo se esfuerza por mostrar al mundo un país “pacificado” y próspero, en un intento de ser readmitido en la OEA, con el padrinazgo de Estados Unidos.

Lobo se apresta a subastar el país a través del programa “Open for Business” (HOB), en presencia de “ilustres” invitados de la calaña de Alvaro Uribe. Entre los 154 proyectos ofertados destacan las Ciudades Modelo, cuya localización se mantiene en secreto hasta la fecha, aunque muchos sospechan que se construirán en territorios indígenas.