(Agencias).- Rosmery Gutiérrez fue posesionada como representante del pueblo indígena moxeño yuracaré en la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz, después de haber sido desconocida por la instancia legislativa controlada por la alianza opositora Verdes – Frente Amplio – Nuevo Poder Ciudadano.

El Tribunal Supremo Electoral legitimó la elección de Gutiérrez como representante indígena por voto directo, pero la Asamblea cruceña se negó a posesionarla alegando que la Constitución Política del Estado no reconoce al pueblo moxeño yuracaré.

Luego la Corte Superior de Distrito de Santa Cruz ordenó la posesión de Gutiérrez, pero el presidente de la Asamblea Alcides Villagómez incumplió el dictamen judicial, razón por la cual es procesado por el delito de desacato. Una jueza dictaminó el encarcelamiento de Villagómez, pero éste permanece en un nosocomio tras sufrir un infarto el lunes por la noche.

Decenas de indígenas llegaron en marcha a la ciudad de Santa Cruz para exigir la inmediata posesión de Gutiérrez y de su suplente Roberto Carlos Cortéz. Después de varias semanas de conflicto, este jueves Gutiérrez y Cortez fueron reconocidos como asambleístas del Legislativo cruceño en una sesión que se prolongó por más de 10 horas.

Los legisladores de la agrupación ciudadana Verdes del prefecto opositor Rubén Costas intentaron impedir la juramentación de la indígena, pero finalmente se impuso la bancada del MAS y Gutiérrez fue posesionada por 17 votos a favor y 10 en contra. Votaron por la moxeña yuracaré cuatro asambleístas de los Verdes: Jorge Santisteban, Yaneth Méndez, Gladis Vaca y Rudy Dorado.

“Estoy feliz, la asambleísta Rosmery Gutiérrez ha sido posesionada en la primera Asamblea Legislativa Departamental autónoma de Santa Cruz”, celebró el Vicepresidente Alvaro García Linera y afirmó que la representante tenía todo el derecho obtener un curul en el legislativo departamental.

García declaró no conocer cuál es la posición política de la recién juramentada asambleísta indígena, pero dijo que está orgulloso de que se haya hecho justicia porque fue elegida democráticamente por sus bases, de acuerdo a sus usos y costumbres, en el marco del respeto a la Constitución Política del Estado y las leyes vigentes.

“Qué pensará, cuál será su ideología, no sé y la respeto, pero ella fue elegida por sus bases y ahora en la primera Asamblea Departamental Autónoma de Santa Cruz los indígenas con paso firme, con paso autónomo y digno están presentes allí para hacer oír su voz, felicidades Santa Cruz y a todos los trabajadores, campesinos, indígenas y obreros que hacen respetar su designación”, señaló el también presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

La agrupación Verdes controla 14 de los 28 escaños de la Asamblea departamental, mientras que el MAS tiene nueve representantes y cinco la brigada indígena.