(Agencias).- Más de tres millones de personas mueren cada año en accidentes de tránsito en el mundo, y entre 20 y 50 millones sufren lesiones o quedan incapacitadas; solo en Latinoamérica pierden la vida cerca de 130 mil personas anualmente, informó la ONU al dar inicio al Decenio de Acción para la Seguridad Vial.

Los accidentes en las carreteras son la principal causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 19 años, informó la Representante de la OPS/OMS en Cuba Lea Guido. El secretario general de la ONU Ban Ki-moon dijo que los mayores riesgos en materia vial son el exceso de velocidad, la ingestión de bebidas alcohólicas, el uso de teléfonos móviles mientras se conduce y la no utilización de cinturones de seguridad.

Se estima que el 85 por ciento de los países carece de una legislación que trate de forma integral los principales factores vinculados al tráfico vehicular.

Se trata de un problema de salud pública, en especial en el mundo subdesarrollado, donde, paradójicamente, circula menos de la mitad de los vehículos del planeta y tiene lugar el 90 por ciento de las defunciones reportadas. Cerca de 130 mil muertes y dos millones de lesionados se registran anualmente en Latinoamérica, la región con las más altas tasas de accidentes en el mundo.

En septiembre de 2009 el gobierno de Cuba aprobó la Estrategia Nacional de Seguridad Vial, cuyo principal objetivo es reducir la tasa de accidentes de tránsito de 6,6 a 5 por cada 100 mil habitantes.

En Bolivia, el viceministro de Seguridad Ciudadana Miguel Vásquez informó que el Decreto Supremo 420 de febrero de 2010 ha permitido reducir la tasa de accidentes en carreteras.

México se ha propuesto construir y modernizar más de 15 mil kilómetros de carreteras; practicar exámenes médicos periódicos a los conductores, la revisión mecánica del parque automotor y la sustitución de vehículos con deficiencias técnicas.

El gobierno francés convocó a una reunión urgente para estudiar medidas puntuales destinadas a frenar el incremento progresivo de accidentes de tráfico. En abril se reportó un 20 por ciento más de decesos que en 2010. Se especula que Francia podría establecerse cambios respecto al uso del teléfono móvil al volante, responsable de una de cada 10 muertes. Actualmente el código de circulación prohíbe conducir hablando por el portable sin kit de manos libres. También podría reducirse el límite máximo legal de alcoholemia para los jóvenes conductores (18-25 años) de 0,5 a 0,2 gramos/litro.

La Asamblea General de Naciones Unidas instituyó el Decenio de Acción para la Seguridad Vial con el objetivo de salvar cinco millones de vidas, prevenir 50 millones de lesiones graves y ahorrar 500 mil millones de dólares en los próximos 10 años.

La ONU promoverá varias acciones para reducir la tasa de accidentes, entre ellas regulaciones y legislaciones que impongan el uso de cascos y cinturones de seguridad, la reducción de la velocidad y el no consumo bebidas alcohólicas cuando se conduce.

Con información de Prensa Latina.