El Gobierno y la gestión de Evo Morales, o como cosmopolítica de una simbología o como simbología de una política es un fenómeno muy complejo, insólito, contradictorio y muy boliviano. De acuerdo a uno de sus ideólogos “nos encontramos ante la emergencia de un modelo civilizatorio y cultural alternativo al capitalismo, ante la emergencia de un nuevo paradigma epistemológico (…)”. Como extracto de este proceso de cambio tenemos por un lado al concepto político “Estado integral” y por el otro el mantra antropológico-sociológico “Vivir Bien”, los cuales representan el ideal y modelo de un proceso y producto, político-económico, cultural, y social de cambio, dirigido hace cinco años por el Gobierno del MAS y apoyado por un grupo altamente heterogéneo de movimientos y organizaciones sociales, en los que destaca sin duda alguna, el grupo económico de los cocaleros. Estamos viviendo ahora el quinto intento de modernización de Bolivia, que no superara ni podrá salir de la esfera del valor en términos económicos y al que en este papel se la titula: re-entronque histórico y re-ordenamiento neoliberal-indigenista.

Declinaremos y definiremos primero las principales categorías usadas en el marco metodológico y conceptual de la “teoría del cambio”. Discutiremos el concepto del “Estado integral” y el concepto “Vivir Bien” tomando en cuenta por un lado, el discurso político radical de García Linera que tiene afinidad con el pensamiento bolchevique de Lenin más que con Gramsci, pero que consciente o inconsciente en su pensamiento económico resalta un apego a un estructuralismo y a un neoliberalismo. Observaremos que el Estado MAS y el Gobierno MAS se encuentran en medio de una contradicción con su colectivo imaginario y que se profundiza cada vez mas usando al mismo tiempo su monopolio y ejerciendo su función como “dirigente” y orquestador de los movimientos sociales. Tenemos un fenómeno esquizofrénico de bombero y pirómano en el mismo sujeto de poder.

El sujeto que demanda tener idénticos intereses con los individuos que forman la sociedad. Consideramos también el concepto clave de la cosmovisión andina “Vivir Bien” representado por el Canciller Choquehuanca, demostrando que este concepto no es ni nuevo, ni original, sino que forma parte de los debates sobre el desarrollo económico en el marco de la tradición de las teorías y debates ortodoxos, desde hace más de treinta años pero con raíces que al menos vienen desde el siglo 14. Teniendo como telón de fondo la discusión del “Estado integral” y “Vivir Bien” interrelacionaremos a este en el siguiente paso con el análisis de iii) los fundamentos teóricos del marco conceptual de la teoría del comunitarismo representados por su emblemático representante, el Vicepresidente García Linera para demostrar que si bien el pretende desarrollar un sistema de desarrollo productivo en base a categorías y al pensamientos marxista al cual se siente allegado, en el aspecto económico no va más allá de los planteamientos clásico-neoclásicos (neoliberales) de la teoría económica y de la teoría del desarrollo. Luego analizaremos el desarrollo de la economía boliviana a la luz de los planteamientos y metas del Programa de Gobierno 2005 y a la luz de los fundamentales principios del consenso de Washington aparentemente ya no validos para

calibrar

el discurso político con la realidad económica y ver si realmente el MAS cumplió con lo que prometió y si lo cumplió cuales fueron las condiciones económicas y políticas para que cumpla. Este análisis será complementado por una discusión sobre la situación fiscal junto a su sostenibilidad y sus perspectivas de desarrollo especialmente a la luz del “gazolinazo” o “gasolinazo-reculazo” como se llamo esta medida frustrada de fines de Diciembre de 2010 en el marco general de su debate posterior a su retractación. En la última parte (iv) presentaremos algunas perspectivas políticas y económicas así como las conclusiones.

Ud. puede descargar el documento completo en formato PDF