(ABI).- El fiscal Sergio Céspedes que encabeza la investigación de la muerte del jefe de Informaciones de la Agencia de Noticias Fides (ANF) David Niño de Guzmán confirmó el miércoles que los cartuchos de dinamita que encontraron en su domicilio son “iguales al que precipitó su fallecimiento”.

“Hay correspondencia entre ese explosivo con los cartuchos encontrados en cuanto a la masa”, informó Céspedes y anunció que en los próximos días debe presentarse a declarar el director de ANF José Gramunt de Moragas, además de otros compañeros de trabajo para proporcionar algunos datos que ayuden a esclarecer la investigación.

En el caso de la citación al Director de ANF, dijo que es para aclarar por qué fue apartado o no de una investigación periodística referida al caso terrorismo.

Por otra parte, el Fiscal anunció que está esperando el resultado del estudio “geo referencial” para determinar la situación en la que se encontraba el periodista en el momento de su muerte. “Igualmente se establecerá si se comunicó con alguna persona antes de fallecer”, complementó.

Céspedes también solicitará un nuevo informe del registro de las llamadas del teléfono celular de Niño de Guzmán, porque reveló que el que fue entregado es incompleto.

Niño de Guzmán fue hallado muerto el pasado 21 de abril en una avenida de la zona de bajo Miraflores en la ciudad de La Paz, después que fue reportado desaparecido dos días antes.

Según la investigación preliminar, el deceso del periodista se produjo por la explosión de una carga de dinamita en su parte abdominal.