(ABI).- El presidente Evo Morales lamentó el domingo la posición asumida por la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) que se muestra como un “instrumento del neoliberalismo” al plantear reivindicaciones que no tienen sustento. En el programa de entrevistas de la red estatal de informaciones, El Pueblo es Noticia, el Jefe de Estado lamentó “la irracionalidad de los planteamientos de la COB que exigen primero incrementos salariales por encima de las posibilidades del Estado y después el pago de los días de huelga”.

Morales anotó que, como Presidente, está amplio a las críticas “pero siempre que sean con razón y no con ambición”. Dijo que los dirigentes de la COB se oponen a incrementos salariales inversamente proporcionales que hagan que los que ganan menos perciban aumentos mayores.

“Si la COB se sometería en la actualidad a una encuesta en la población, vería que ha perdido vigencia porque no tiene un norte ideológico de defensa de las mayorías nacionales como en el pasado”, afirmó.

Reiteró que es lamentable que el máximo organismo laboral exija el pago por los días no trabajados en sus huelgas “sin tomar en cuenta el daño que hicieron a los estudiantes niños y jóvenes y a los enfermos al cerrar las escuelas y los hospitales”.

“Para ser dirigente hay tener dignidad, ética y defender por encima del interés sectorial el de todos los bolivianos”, indicó. El Mandatario calificó como “sospechosa la actitud de algunos dirigentes de la COB que van en contra de los intereses de sus bases”.

Puso como ejemplo la oposición de los dirigentes laborales a poner en marcha un Seguro Universal de Salud (SUS) que sirva a todos los bolivianos y también mostrarse contrarios a la privatización de algunas minas que anteriormente fueron del Estado.

Agregó que, lamentablemente, “defienden intereses sectoriales, sin tomar en cuenta a todo el pueblo boliviano, lo que muestra que los últimos años estos dirigentes han perdido el norte y la dirección ideológica de la misión para la que fueron elegidos”.

Igualmente, para lograr que el Gobierno aumente en forma irracional los salarios hasta en un 15 por ciento, exigieron que sean utilizados los recursos de las reservas monetarias internacionales que suman más de 10.000 millones de dólares antes que sirvan para sustentar programas de desarrollo.

El Jefe de Estado enfatizó que los sindicalistas de la COB también exigieron irracionalmente que Bolivia renuncie a contar con un satélite que promueva su desarrollo y que esos recursos logrados de un crédito de China sean utilizados para los aumentos salariales.

Peor aún, el Presidente lamentó que en la dirigencia de la COB prime una actitud discriminadora, al manifestar que no pueden aceptar que los indios conduzcan la nave del Estado, cuando, en su criterio, deberían ser los obreros. Lamentó, además, que los dirigentes laborales se presten a pedidos de revocatoria del mandato del vicepresidente Alvaro García Linera, lo que hace recordar similares intentos por parte de grupos de derecha y neoliberales el año 2008 para colocar obstáculos a la gestión.

Señaló que en el año 2008, al fracasar los intentos de desestabilización, esos grupos de oposición montaron un golpe cívico prefectural que igualmente no prosperó. El Primer Mandatario puntualizó que la COB ha intentado meter a mineros en la plaza Murillo para que hagan explotar dinamitas en una actitud claramente desestabilizadora de la democracia.

Por ello Morales convocó a los dirigentes “cobistas” a asumir una posición de real defensa de los intereses de las mayorías y no solamente de algunos sectores.

Por otra parte, el ministro de Trabajo Félix Rojas consideró el sábado que la intención de revocar el mandato del vicepresidente Álvaro García Linera por parte de algunos dirigentes de la COB, en el fondo busca acabar con el gobierno del presidente Morales.

El Ampliado de sindicatos afiliados a la COB, que se celebró el viernes ratificó el pedido de revocatoria de García Linera, porque, supuestamente, estaría generando divisionismo dentro del movimiento obrero. “Al pedir la revocatoria del hermano Álvaro García Linera no estarían nada más ni nada menos que pidiendo, también, la revocatoria del presidente Evo Morales, líder indiscutible de este proceso de cambio”, dijo.

El Ministro señaló que en el seno del ente matriz de los trabajadores “existen criterios dispares”, como los “gritos, silbidos e insultos” que se advirtieron en la última reunión de la COB, según informó el periódico La Razón.

Rojas lamentó que algunos dirigentes de los obreros empleen el mismo discurso de los políticos de la derecha y pretendan reactivar el conflicto que se registró hace un par de semanas entre el Gobierno y la COB, respecto al alza de los salarios.

A su juicio, el Vicepresidente tuvo “el valor civil” de hacer un enfoque político para establecer que hubo un nexo entre las movilizaciones de la COB, que suspendió los servicios de salud y educación por dos semanas, y los móviles políticos de la derecha con el propósito de extinguir el gobierno de Morales.