(ABI).- Cuatro funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) fallecieron al estrellarse la aeronave en el que realizaban sobrevuelos sobre la zona de Los Yungas, al norte del departamento de La Paz. El accidente se produjo el jueves al chocar la avioneta Cessna de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) contra un árbol de 50 metros de altitud, informó el sábado el comandante general de la FAB, general Tito Gandarillas.

Los funcionarios de la ONUDD siniestrados son Leonardo Iván Alfaro Santiago, Estephan Javier Campos Ruiz, Mariela Cinthia Moreno Torreblanco y Patricia Olga Delgado Rua. La aeronave estaba tripulada por los subtenientes FAB, Néstor Álvaro Otich Arena y José Javier Alegría Estrada.

Los restos rescatados fueron llevados el sábado al estadio Municipal de Chulumani, a 150 kilómetros de La Paz, donde fueron instaladas unas carpas, desde donde los embarcarán en helicópteros para su traslado a La Paz. El Cessna fue encontrado el sábado por los equipos de rastrillaje de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) sin sobrevivientes.

El comandante general de la FAB informó que “la aeronave fue hallada en la región de El Palmar, a orillas del río Santa Elena, donde chocó contra un árbol de 50 metros y se incendió”.

“Lamentablemente no hay sobrevivientes”, dijo, al subrayar que los equipos de rescate trabajan en la actualidad en el rescate de los cuerpos de los seis ocupantes de la aeronave para trasladarlos a La Paz y entregarlos a sus familiares.

Gandarillas subrayó que uno de los helicópteros de rastrillaje, a cargo del general Richard Alvarez, ubicó la aeronave incendiada debajo de un enorme árbol. “El impacto fue directo contra ese árbol, en cuya copa estaba una de las alas de la avioneta”, anotó.

El jefe militar aseveró que se ha conformado una Junta de Investigación que en un plazo de 10 días dará a conocer un informe sobre las causas del siniestro.

“Efectivos especializados en rescate bajaron desde los helicópteros al lugar del accidente y procedieron al rescate de las víctimas para que sus restos sean trasladados inicialmente a la región de Palmeras, posteriormente a Chulumani y finalmente a La Paz para entregarlos a sus familiares”, señaló.

Las unidades aéreas habían reiniciado la búsqueda a primera hora del sábado para ubicar a la aeronave donde viajaban dos tripulantes y cuatro funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Droga y el Delito (ONNUD).

La avioneta Cessna, TU-210 con matrícula FAB-341 de la FAB, fue declarada en emergencia el jueves, una vez que no retornó tras sobrevolar por zonas de Los Yungas.

El representante en Bolivia de la organización internacional, César Guedes, indicó que los funcionarios de la ONUDD realizaban una labor de monitoreo de los cultivos de hojas de coca existentes en las zonas de Chulumani y La Asunta.