Caracas y Buenos Aires (PL y Argenpress).- Autoridades venezolanas detuvieron en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, estado de Vargas, al ciudadano colombiano Joaquín Pérez Becerra, periodista y director de la Agencia de Noticias Nueva Colombia, medio alternativo conocido por sus siglas Anncol. Hace minutos, el sueco-colombiano Joaquín Pérez confirmó la decisión de las autoridades venezolanas de deportarlo a Colombia.

Según un comunicado del Ministerio de Interior y Justicia, la detención de Pérez Becerra se produjo en la terminal aérea a su llegada en un vuelo comercial procedente de Frankfurt, Alemania. La información precisa que es requerido en Colombia por la supuesta comisión de varios delitos, entre ellos concierto para delinquir.

El Ministerio venezolano de Interior y Justicia añade que ya el Gobierno del vecino país recibió la notificación del procedimiento realizado. Pérez Becerra es Sectores de la izquierda pudieran considerar la circulación en Interpol del detenido un ataque a la prensa de parte de las autoridades de Bogotá.

La esposa del detenido confirmó a la agencia Argenpress que en pocas horas llegará a Caracas un comando de la policía y el ejército colombiano para trasladar a su esposo a Colombia. A través de su ella, Pérez, hace un llamado para que entre todos intensifiquemos la solidaridad para impedir su extradición.La decisión está rodeada de innumerables irregularidades jurídicas, como por ejemplo, que la decisión del gobierno venezolano se ha basado en la información colombiana, respecto a que Pérez, sería ciudadano colombiano con cédula XXXXX cuando en realidad es nacionalizado sueco desde hace diez años.Las autoridades suecas, representadas por el cónsul en Caracas Robert Redher, no han podido visitar a su compatriota en los calabozos de la policía venezolana, pese a que han pasado 48 horas de su detención.Tommy Strömberg, consejero de la embajada sueca en Bogotá, dijo que ni él ni la cancillería han recibido alguna confirmación de las autoridades venezolanas, sobre la extradición de Pérez. Según Strömberg, el cónsul de Suecia en Caracas Robert Redher ha intentado cumplir su tarea visitando a Joaquín Pérez, pero las autoridades venezolanas negaron cualquier contacto entre ambos.En un artículo de El Tiempo, propiedad del presidente Santos y su familia, informan que Pérez lleva 30 años en las FARC (en realidad lleva casi 20 en Suecia) y que era el encargado de la organización político-militar, en el continente europeo. Publica una foto de Pérez “recuperada” del computador bombardeado de Raúl Reyes. Pero la foto se ve como todas las fotos que presenta la policía política secreta de la presidencia. Lo que indica que bien puede ser uno de los tantos fotomontajes que ha hecho el DAS.Hace dos años fue víctima otro periodista colombiano, Fredy Muñoz, quien trabajaba en Colombia para Telesur. Lo acusaron por ser “experto en explosivos” en un frente de las FARC. Fue absuelto en la primera instancia pero no confía en la justicia colombiana y huyó el país.

Comunicado de ANNCOL a los pueblos del mundo: ¡no nos callarán!

La Agencia de noticias de la Nueva Colombia, ANNCOL ha sido, es y será un medio alternativo de comunicación al servicio de la causa emancipadora de los pueblos del mundo, especialmente de los pueblos latinoamericanos y con especial atención, en la causa libertadora del pueblo colombiano.

Desde nuestra trinchera informativa, hemos defendido la solución política al conflicto como imperativo ético frente al desastre de la guerra. Hemos defendido el derecho inquebrantable del pueblo colombiano a levantarse contra la tiranía, cuya resistencia se legitima, una y otra vez, en los más de cinco mil muertos de la UP, del PCC y de miles de compatriotas del movimiento popular colombiano que han sucumbido al terrorismo de Estado. Colombia tiene, actualmente más de cinco millones de desplazados internos, en un régimen donde el pensamiento distinto es penalizado, exterminado o simplemente desaparecido, con toda la maquinaria genocida del régimen mafioso-paramilitar y oligárquico.

Anncol nació con una tarea fundamental que es informar, orientar y ser una ventana abierta, un útil de trabajo para develar los contenidos informativos del aparto de propaganda del régimen colombiano. Contrario a los muchos periodistas prepago, que han embargado su pluma, y que de manera cómplice callan y ocultan las verdaderas causas del conflicto colombiano, Anncol con un estilo propio, ha llamado las cosas por su nombre, y ha guardado una perspectiva histórica y dialéctica para entender el conflicto que vivimos.

Hemos denunciado al régimen hasta la saciedad, y nuestros artículos se leen de todos los rincones del planeta, con unas estadísticas de entradas que sorprende a moros y cristianos y que no deja indiferente al régimen, desde donde nos leen, en todos los ministerios, especialmente los de defensa e inteligencia.

En Anncol, hemos publicado los comunicados oficiales de las FARC-EP y eso no nos hace miembros. En medio del macartismos oficial, el régimen nos ha honrado con el epíteto de ser la agencia oficial de las FARC-EP, señalamiento que nos enaltece, pero que no corresponde a la realidad. Cotidianamente, desde las diferentes organizaciones populares del pueblo colombiano, nos llegan sus reportes, testimonios, artículos, y denuncias que alimentan nuestros artículos, como testimonio viviente de la digna lucha del pueblo colombiano.

Consideramos que publicar comunicados oficiales de las FARC-EP es una contribución para entender las verdaderas causas del conflicto colombiano, las FARC-EP es un protagonista indiscutible de la historia presente del país y por eso, difundimos sus comunicados y lo seguiremos haciendo. Nadie desde la oficialidad ha dicho, que RCN, CARACOL, LA DOBLE w, EL TIEMPO, EL ESPECTADOR son órganos oficiales del paramilitarismo cuando des sus columnas y espacios monopolizadores posicionaron la idea, que el paramilitarismo era una respuesta natural al accionar insurgente. Estos medios ayudaron a legitimizar el paramilitarismo y nadie dijo nada y nunca los detuvieron por ello, contrario a eso, fueron condecorados por los batallones, desde donde se ordenó y se ordenan el genocidio contra el pueblo colombiano.

Cotidianamente, Anncol vive todo tipo de ataques, que busca silenciarla; ataques jurídicos, ataques informáticos, hackers y los más inimaginables insultos y amenazas para que cesemos en nuestro cometido, que es defender la causa del pueblo colombiano. Estos ataques llegan a su punto culminante, con la infame detención de nuestro compañero Joaquín Pérez Becerra, miembro fundador de Anncol. La detención del compañero Pérez Becerra es un atentado contra la libertad de expresión, desde el comité de redacción de esta trinchera informativa, invitamos a todos los partidos políticos, asociaciones de periodistas, organizaciones sociales y políticas a rechazar rotundamente la detención de nuestro compañero y a exigir la liberación inmediata del comunicador social alternativo miembro de esta agencia alternativa de noticias.

Todos los pueblos del mundo deben pronunciarse contra esta penalización del pensamiento distinto, ésta detención hiere en lo más profundo las causas emancipadoras de los pueblos oprimidos y sienta un precedente nefasto para la libertad de prensa latinoamericana.

Anncol seguirá existiendo, nada ni nadie podrá evitar que cumplamos el mandato de defender la resistencia del pueblo colombiano. El terror del régimen no alcanza a herir la dimensión de nuestro compromiso con el pueblo colombiano y su lucha, el terrorismo de Estado es inferior a la estatura moral que inunda nuestra tarea.

Libertad inmediata para nuestro compañero detenido en Caracas. Viva la libertad de expresión, liberación Ya para nuestro compañero.