(ABI).- Los subtenientes Julián Osmar Alcócer y Juanca Pinto de la Policía boliviana y el cabo Ciro Jino Cachiun fueron suspendidos por agredir a periodistas el pasado viernes en la zona de La Apacheta, en la carretera que conecta los departamentos de La Paz y Oruro, informó el miércoles el ministro de Gobierno Sacha Llorenti.

“Se instruyó una investigación pormenorizada de los casos en los que se registró abusos de parte de algunos policías y el compromiso fue identificar a los responsables de esos hechos”, anotó al referirse a las consecuencias de una operación de desbloqueo de la vía que controlaban maestros rurales el pasado viernes en La Pacheta, en demanda de mejoras salariales.Cachi fue identificado como responsable de la ruptura de los vidrios de un vehículo. Pinto fue señalado como responsable de la agresión que sufrió un fotógrafo del periódico Página 7 y, por último, Osmar Alcócer, sería el que fue registrado apropiándose de una bolsa de un vehículo.Llorenti dejó establecido que las sanciones que se harán pasibles los uniformados infractores apuntan a erradicar el abuso de autoridad en que incurren “algunos” efectivos policiales. “La investigación seguirá con la finalidad de individualizar a los responsables de ataques a la prensa”, sostuvo.Aseguró que también se investigan ataques, hasta con fulminantes de dinamita, desatados contra policías durante las protestas movidas la semana pasada por la Central Obrera Boliviana. “Así como vamos a tener una tolerancia cero al abuso policial, vamos a tener una tolerancia cero a quienes abusan, atacan o agreden a los miembros de la Policía boliviana” .

El Defensor del Pueblo Rolando Villena afirmó el lunes que en los recientes conflictos sociales se vulneraron varios derechos humanos y pidió una evaluación autocrítica de ambos sectores para evitar que ese tipo de acciones se repitan. Precisó que se vulneraron los derechos a la libre circulación, a la salud, a la protesta y a la información, entre otros.Llamó su atención la “forma de accionar de la Policía”, que debe hacer un uso racional de la fuerza y no un “uso desproporcionado”. El Defensor del Pueblo anticipó que en ese tema está pidiendo una investigación de los sucesos, particularmente de la Apacheta, donde varios policías resultaron heridos, pero donde también se observaron imágenes de policías agrediendo a los manifestantes y periodistas.”También ahí, en la acción policial del viernes, se viola el derecho al acceso a la información. Se tiene que investigar a los autores materiales e intelectuales, sino sería de lamentar”, complementó.