(Agencias).- El ampliado de la Central Obrera Boliviana (COB) aprobó hoy el preacuerdo de ocho puntos negociado por el Comité Ejecutivo con autoridades de gobierno y puso fin a la huelga general indefinida y a las movilizaciones callejeras iniciadas el 6 de abril en La Paz.

Luego de hacer un balance exhaustivo y un “análisis sereno” de todos los punto del acuerdo alcanzado con el gobierno el fin de semana, un ampliado nacional de trabajadores de al menos 40 gremios autorizó por unanimidad la firma del documento y suspendió la huelga general indefinida, las movilizaciones y otras medidas de presión, informó el dirigente cobista Bruno Apaza.

El gobierno de Evo Morales decretó en febrero un aumento salarial de 10% para policías, militares, salubristas y maestros, pero la COB rechazó el “decretazo inconsulto”, convocó a la movilización desde el 6 de abril y declaró huelga general indefinida.

Luego de dos semanas de bloqueos y manifestaciones de protesta en varias ciudades del país, y después de varios intentos de diálogo entre el 9 y 11 de abril, los dirigentes del Comité Ejecutivo de la COB encabezados por Pedro Montes y autoridades de gobierno al mando del ministro de la Presidencia Oscar Coca llegaron a un preacuerdo en una maratónica negociación de 36 horas del 16 al 17 de abril en instalaciones de la Vicepresidencia en la ciudad de La Paz.

Coca informó el domingo que el preacuerdo constaba de ocho puntos, el primero de ellos referido al aumento salarial. En principio, la COB luchaba por un salario de más de 8 mil bolivianos, luego redujo sus pretensiones, exigió un aumento del 15 por ciento para todos los trabajadores, y finalmente demandó un incremento de sueldos de al menos 13 por ciento.

El Presidente Morales afirmó que repetidas oportunidades que nunca autorizaría un incremento salarial superior al 10%, pero a las 4.30 de la mañana del domingo sus ministros ofrecieron 11 por ciento, y a las 16.30 abrieron la posibilidad de subir a 12 por ciento para los sectores de salud y educación.

“El gobierno, haciendo un esfuerzo extraordinario, ha propuesto incrementar en uno por ciento sobre el 10 por ciento inicial. Además de ese 1% que estaría ya comprometido como algo fijo, se ve la posibilidad de buscar recursos para incrementar otro 1 por ciento adicional. Esto está condicionado a buscar nuevos recursos y estaría sujeto a la conformación de una comisión entre la COB y el gobierno que se encargaría de buscar fuentes de financiamiento”, explicó el ministro Coca.

El viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal Emilio Pinto aclaró que el aumento salarial no afectará a las Reservas Internacionales Netas de 10 mil millones de dólares, y dijo que el 11% de incremento será financiado por el Tesoro General de Nación.

En segundo punto del acuerdo se refiere a la eliminación del decreto neoliberal 21060. El gobierno se comprometió a elaborar un decreto que viabilice la abrogación de leyes neoliberales aún vigentes, y a recuperar empresas estatales que fueron privatizadas en el período neoliberal.

En el tercer punto del acuerdo, el gobierno explicó ampliamente todo el trabajo que realiza para reactivar el aparato productivo y dijo estar dispuesto a escuchar las propuestas de los trabajadores. La COB debe presentar proyectos alternativos viables para potenciar el aparato productivo nacional.

En el punto cuarto referido a la Caja Nacional de Salud (CNS), los representantes del Ejecutivo y dirigentes de la COB acordaron crear una comisión de alto nivel para supervisar la restructuración integral de la CNS. El gobierno despejó varias dudas en cuanto al uso de los recursos de la cajas de salud, a la apertura de cuentas fiscales y a otros temas relacionados con la reestructuración de institución.

En el punto 5, referido a la adecuación de las leyes del funcionario público y de municipalidades 2027 y 2028 a la nueva Constitución, se programó una reunión con los municipios de Bolivia para este miércoles.

Con relación al punto 6 referido al fuero sindical, el gobierno se comprometió a agilizar los trámites para el reconocimiento y validación de representantes sindicales. “Este es un tema muy puntual y entendemos que al formar una comisión esto también tendrá fácil salida, en razón que no hay temas de fondo ni conceptuales, sino hay un reclamo al procedimiento que hemos comprometido agilizar”, dijo Coca.

En el punto siete, que se refiere a la Ley de Pensiones, el gobierno aseguró haber cumplido a cabalidad al acuerdo de Panduro suscrito en abril de 2010, gracias al cual se redujo la edad de jubilación.

En el octavo punto, el gobierno detalló sus planes para garantizar la seguridad alimentaria y solucionar los problemas de abastecimiento. La COB pidió mayor información sobre los proyectos de almacenaje, distribución, demanda, consumo, oferta nacional y déficit de producción.

El ampliado de la COB celebrado este lunes en La Paz autorizó al CEN de la COB firmar el acuerdo con el gobierno, determinó conformar comisiones para que velen por su cumplimiento y exigió el pleno respeto del derecho a la huelga.

El dirigente Bruno Apaza pidió al gobierno que deje sin efecto todas las amenazas de sanciones y de despidos, de descuentos o cualquier tipo de represalias por haber ejercido el derecho a la huelga, reconocido por la Constitución Política del Estado y las normas internacionales del trabajo.