Lauca Ñ y La Paz (ABI).- La Coordinadora de las seis Federaciones del Trópico de Cochabamba reunida de emergencia en esta localidad convocó para el martes a sus bases a una concentración en la ciudad de Cochabamba para repudiar las “acciones intransigentes” de los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y del Magisterio, y ratificar su pleno respaldo al Presidente Evo Morales Ayma. Por otro lado, la Confederación de Mujeres Bartolina Sisa propuso en una asamblea realizada este sábado en La Paz la realización de un referéndum nacional para que la ciudadanía se manifieste sobre la declaración del ejercicio del Magisterio como una profesión libre.

Los dirigentes de las seis Federaciones de cocaleros se reunieron en esta población de El Chapare de Cochabamba para evaluar la situación política nacional y las movilizaciones de carácter político que vienen gestando sectores mineros, magisterio y salud, reporto ABI.

El Ampliado de Emergencia de las Seis Federaciones de Cocaleros del Trópico resolvió sumarse a las movilizaciones convocadas por la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas, Indígenas, Originarias de Bolivia Bartolina Sisa y “ratifican su voto de confianza y apoyo al presidente Evo Morales por las reformas estructurales que impulsa en beneficio de la familia boliviana”.El gremio cocalero “exige la intervención de autoridades competentes a la Caja Nacional de Salud (CNS) para su reestructuración total a fin de que preste un mejor servicio a los asegurados”, y da “un ultimátum al Magisterio del Trópico de Cochabamba para que retorne a clases el lunes 18 de abril”. Caso contrario “los padres de familia con los profesionales comprometidos del lugar iniciarán las labores escolares a fin de no perjudicar la educación y la formación de sus hijos”.”Los profesores dan un mal ejemplo a nuestros hijos y transmiten valores inaceptables como trabajar pocas horas (tres a cuatro al día) y exigir el pago como si lo hicieran ocho horas”. El magisterio asalariado exige aumentos salariales injustificados “bajo el pretexto de que el sueldo que reciben es mezquino, pese a que trabajan solamente 200 días al año y no los 360 días como lo hacen otros sectores laborales”. A ello se suma que los maestros gozan de vacaciones pagadas durante 160 días cada año.

El documento aprobado enfatiza que “algunos dirigentes de la COB, como Jaime Solares, muestran una conducta intransigente y prepotente lanzando planteamientos como el uso de las reservas monetarias internacionales para el aumento de salarios afectando los intereses de todos los bolivianos, en el afán de buscar protagonismo e interés personal”.

Las mujeres campesinas afiliadas a la confederación Bartolina Sisa determinaron pedir al Gobierno que convoque a un referéndum nacional para que se declare al Magisterio como profesión libre. “Pedimos este referéndum ante un paro injusto por parte de los maestros, donde los únicos perjudicados son nuestros niños, niñas y jóvenes por la intransigencia de dirigentes de línea trotskista”, dijo a los periodistas la ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas, Originaria de Bolivia “Bartolina Sisa”, Julia Ramos.Expresó que su organización ha decidido pedir al Gobierno la aplicación de la Ley General del Trabajo con referencia a la destitución de los funcionarios que no asistan más de tres días consecutivos a su fuente laboral. Agregó que la Confederación también solicita la realización de auditorías especiales a los sectores de salud y educación para que se ejerza el control social, de acuerdo a los mandatos de la Constitución Política del Estado.