Lima, (PL).- El candidato de la Alianza Nacionalista Gana Perú Ollanta Humala ganó las elecciones presidenciales en Perú de forma holgada, aunque sin mayoría absoluta, según tres sondeos privados en boca de urna. El ganador de la primera vuelta electoral recibió esta noche con humildad y gratitud el apoyo ciudadano y se declaró abierto a entendimientos amplios para la disputar la segunda ronda posiblemente con la candidata Keiko Fujimori.

La victoria del candidato progresista en la primera vuelta de las elecciones fue confirmada por un conteo rápido privado. Con una proyección de 82,3 por ciento, el recuento de una muestra representativa de actas electorales, realizado por la encuestadora CPI, verificó que Humala tiene 31,6 por ciento.

El segundo lugar y el pase a la segunda vuelta lo disputan Keiko, hija del ex presidente Alberto Fujimori (23 por ciento), y el empresario peruano-estadounidense (19,3). Quedan fuera de carrera el ex gobernante Alejandro Toledo (14,6) y el ex alcalde de Lima Luis Castañeda (10,7).

Cifras de la encuestadora Ipsos Apoyo indican que Humala ganó en 20 de las 26 regiones peruanas, obtuvo el segundo lugar en cinco, una de ellas Lima, la mayor plaza electoral, y el tercero en una.

Sus victorias más resonantes las obtuvo en las regiones surandinas de Cusco (56,6 por ciento), Huancavelica (56,5), Ayacucho (54,8) y Puno (52,1). También ganó en Tacna, región fronteriza, con Chile (49,9), y en las regiones surandinas de Apurímac (49,6) y Huánuco (47,2) y la suramazónica de Madre de Dios (44,5) y la sureña de Arequipa (39,2).

Humala fue primero además en la región norselvática de Amazonas (39), la sureña de Moquegua (38,8), la centroamazónica de Ucayali (38,3), la centroandina de Junín (35,1) y la noramazónica de San Martín (34,3).

El candidato del bloque progresista Gana Perú venció además en la región centroandina de Pasco (32,8), la norcostera de Lambayeque (32,5) y la norandina de Cajamarca (30,9). Otras victorias de Humala se registraron en las regiones norcosteras de Piura (30,1) y Tumbes (26,5), la amazónica de Loreto (27,6)

Los segundos lugares del exoficial del ejército corresponden a la norteña región de Ancash (29,3), la región formada por las provincias de Lima (28), Ica (22,9), al sur de Lima, la capital (22,9) y el vecino puerto de Callao (22,6). Humala solo fue relegado al tercer lugar en la norteña región de La Libertad (22,1 por ciento).

Perdió el neoliberalismo

El holgado triunfo del nacionalista Humala significa un duro revés para el modelo neoliberal y su prédica triunfalista en Perú, destacan diversos análisis y opiniones de figuras del bloque progresista Gana Perú, de Humala, según las cuales la victoria, con un margen de 10 a casi 13 puntos, según sondeos no oficiales, fue también una derrota de la campaña que intentó atemorizar al electorado.

El economista Félix Jiménez, jefe del equipo a cargo del plan de gobierno de Humala, dijo que el resultado electoral es la constatación de que el crecimiento económico, principal logro del modelo, no llega a las mayorías nacionales. En virtud de ello, dijo, la candidatura de Ollanta Humala ha encarnado con claridad el cambio que la población reclama y el país necesita.

Similares criterios manifestó Javier Diez Canseco, veterano líder socialista y candidato virtualmente electo a un escaño en el Congreso de la República. Ha sido la respuesta del pueblo que ha derrotado a la campaña de miedo de la derecha, dijo en referencia al coro mediático que pretende presentar la candidatura de Humala como el pasaporte a la dictadura, la incertidumbre y el caos.

Subrayó que la ciudadanía se ha pronunciado por el cambio con justicia y oportunidades para todos y que para la segunda vuelta, en junio, Gana Perú está en disposición de sumar fuerzas que compartan esas inquietudes.

Los balances de analistas neoliberales, por otra parte, coinciden en reconocer que el resultado electoral evidencia el fracaso de la triunfalista prédica oficial y empresarial sobre el éxito del modelo económico y la supuesta derrota de las posiciones alternativas.

El expresidente Toledo, uno de los grandes derrotados, admitió el descontento social como factor del triunfo de Humala. En una conferencia de prensa en la que admitió su derrota, dijo que el ganador supo interpretar ese descontento. Explicó que tal estado de ánimo social se debe a que los beneficios del crecimiento económico no han llegado a las mayorías.

Sobre la posición de su partido, Perú Posible, ante la segunda vuelta -para la que es favorita Keiko, hija del expresidentes Alberto Fujimori, que va en segundo lugar- dijo que apoyará a aquel que cumpla tres condiciones. Planteó la profundización de la democracia y la libertad de expresión, el respeto a los derechos humanos, y una política de crecimiento económico “con rostro social”, ante el enojo popular expresado en las urnas.

Ante la victoria de Humala, la prensa neoliberal intensifica sus llamados a sumar fuerzas a favor del modelo, en torno a quien resulte segundo.

Humala busca alianzas

Ollanta dijo tomar con humildad el triunfo que le asigna aproximadamente un tercio del electorado, y declinó el mérito del mismo al señalar que es producto del trabajo colectivo de su organización, la Gran Alianza Nacionalista (Gana Perú).

Añadió que de inmediato comenzará a analizar la situación postelectoral con la dirección de su campaña y aguardará la definición del segundo lugar entre Keiko, hija del expresidentes Alberto Fujimori, y el peruano-norteamericano Pedro Kuczynski.

Dijo que el resultado electoral refleja la decisión ciudadana de un cambio que mejore la distribución de la riqueza y del producto del crecimiento entre todos los peruanos. Sobre la posibilidad de alianzas para la segunda vuelta, en junio, señaló que Gana Perú ha abierto hace tiempo sus puertas a todos quienes suscriban el proyecto de la Gran Transformación que necesita el país.

Nuestro compromiso es con el pueblo peruano, con las mayorías, con los más humildes, con los que reclaman justicia y lucha contra la corrupción, dijo ante una concentración jubilosa de seguidores.

Ante una pregunta de la prensa sobre rumores en torno a la posible invitación a la ex defensora del Pueblo Beatriz Merino, neoliberal moderada, para que sea primera ministra de su posible gobierno, dijo que solo ha tenido tiempo para hacer seguimiento al proceso electoral.

Indicó que una vez que los resultados sean oficiales, buscará los consensos necesarios para la segunda vuelta.

Sobre un posible entendimiento con Perú Posible, partido del derrotado ex presidente Alejandro Toledo, reiteró que Gana Perú está abierto a quienes quieran suscribir el compromiso que presentó antes de las elecciones, de cambio moderado y sin sobresaltos.

Indicó que tal compromiso plantea hacer que los frutos del crecimiento económico lleguen a los más pobres, que los ancianos tengan asegurada una pensión y que haya seguridad ciudadana y sea derrotada la corrupción.

Humala remarcó su disposición a hacer un gobierno de concertación con fuerzas políticas, sociales y laborales que suscriban esos objetivos y dijo estar dispuesto a “hacer muchas concesiones” por la unidad de Perú.

Anunció que en los próximos días hará una gira por el país para agradecer el apoyo popular que le permitió ganar el primer lugar en 20 de las 26 regiones peruanas, el segundo en cinco y el tercero en una.