(PL y Bolpress).- La onza troy de oro alcanzó ayer una cotización récord de 1.439,9 dólares en el mercado de Nueva York, mientras que en Londres cerró a 1.439 dólares. Previendo que la onza del metal dorado llegará a costar hasta 2 mil dólares este año, el Banco Central de Bolivia (BCB) quiere comprar más oro boliviano y acumular más lingotes del metal precioso que ya representa el 17 por ciento de las Reservas Internacionales Netas.

Se trata del primer récord que registra el oro desde el 23 de marzo, cuando se cotizó a 1.438 dólares por onza. Los operadores del mercado atribuyen el alza a la inestabilidad política en los países árabes, a la debilidad del dólar frente a otras monedas, y las presiones inflacionarias. Varios expertos coinciden en que el repunte de las cotizaciones de lamayoría de las materias primas en el primer trimestre del año es consecuencia de los disturbios en África del Norte y Medio Oriente.

El milenario símbolo de riqueza experimentó una sostenida tendencia alcista en la última década. A comienzos de 2010 la onza de oro valía unos 880 dólares; rondaba los 1.230 dólares en agosto, a principios de noviembre trepó hasta 1.424 dólares, alcanzó un máximo histórico de 1.431 dólares el 7 de diciembre, y cerró el año a 1.421 dólares, lo que representó un aumento de 30 por ciento.

El presidente ejecutivo de Harmony Gold Graham Briggs, quinto productor mundial de oro, estimó que el precio de la onza ascenderá a 1.500 dólares este año, pero otros especialistas pronostican que en un plazo breve la onza costará 2 mil dólares. El 31 de marzo de 2011 los contratos de futuros de oro, de vencimiento en junio, cerraron con una cotización récord de 1.439,9 dólares por onza troy en Nueva York, 15 dólares más que el miércoles; mientras que en Londres el metal dorado cerró a 1.439 dólares la onza.

Algunos especialistas e instituciones monetarias proponen sustituir el dólar por el oro. A finales de 2010, el Banco Central de Bolivia envió al Poder Ejecutivo un proyecto de ley que viabiliza la compra de oro en el mercado nacional, abarcando las operaciones de la Empresa Boliviana del Oro, de los exportadores y de personas o empresas particulares, con el objetivo de fortalecer las reservas internacionales del país.

Las reservas internacionales de Bolivia alcanzaron un máximo histórico de 9.730 millones de dólares al 31 de diciembre de 2010. La estructura de las reservas presentó cambios: las reservas en dólares ascendieron a 6.379 millones de dólares (65%), las reservas en euros a 1,498 millones (15%), los Derechos Especiales de Giro a 256 millones (3%) y las reservas en oro sumaron 1.613 millones de dólares, el 17%.

El 7 de diciembre el BCB autorizó la compra de siete toneladas de oro en el mercado financiero internacional por un equivalente a 312.5 millones de dólares (1.388,5 dólares por onza troy), y de esta forma las reservas de oro aumentaron de 28,3 a 35,3 toneladas.

Gracias a la compra de diciembre y al incremento del precio del oro en 2010 (30%), el Portafolio de Oro subió de 1.001 millones de dólares al 31 de diciembre de 2009 a 1.613 millones al 31 de diciembre de 2010, lo que representa un aumento de 61%. El Portafolio de Oro tuvo un rendimiento anual de 0,14%, reportando 1,4 millones de dólares de ingresos en 2010.

El BCB está interesado en comenzar a comprar oro nacional en la gestión 2011. “Como está subiendo la cotización del oro, nos parece que es un buen negocio invertir en oro para que nuestras reservas aumenten y sean más solidas a futuro”, dijo ayer el presidente del BCB Marcelo Zabalaga y reveló que los Ministerios de Economía y de Minería analizan la forma de facilitar la compra del metal precioso a la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL).