Tegucigalpa, (Agencias).- Una persona habría perdido la vida y decenas resultaron heridas durante el paro cívico nacional que se cumple este miércoles en Honduras contra el régimen de Porfirio Lobo, informó el Consejo Coordinador de Organizaciones Indígenas de Honduras (COPINH).

El paro cívico nacional fue convocado por el Frente Nacional de Resistencia Popular para exigir del gobierno que resuelva la crisis magisterial intensificada por la suspensión del Estatuto del Docente, la intervención del Instituto de Previsión del magisterio (Imprema) y por la municipalización de la educación. Asimismo demanda la aprobación del Decreto de Salario Mínimo, cambios de la fórmula para reducir el precio de los combustibles, sostenimiento de los precios de la canasta básica y de las tarifas de los servicios públicos y la convocatoria para una Asamblea Nacional constituyente, con propósitos de reformas estructurales en el país.

El paro cívico fue acatado por vecinos y padres y madres de familia de todo el país. El Paraíso fue uno de los departamentos con más actividades simultáneas. Allí se reportaron decenas de actividades de distinto tipo que incluyeron tomas de carreteras, manifestaciones multitudinarias y el cierre de muchos centros de estudio.

Policías y militares dispararon armas de fuego contra los manifestantes en la comunidad de Planes, jurisdicción de Sonaguera Colon, causando la muerte de una persona que hasta el momento no ha sido identificada, debido a que un cordón policial custodia la escena del crimen. Al menos 12 personas de distintas organizaciones populares resultaron heridas de bala, quienes se encuentran en poder de la Policía que no permite que sean trasladadas hasta centros asistenciales.

En Santa Cruz de Yojoa, unas 32 personas fueron detenidas, entre ellas miembros del Frente Nacional de Resistencia popular. Los manifestantes también fueron duramente reprimidos en la comunidad de Tacamiche, ubicada en el municipio de La Lima Cortés.

La ex diputada del partido Unificación Democrática y miembro del Frente Nacional de Resistencia popular en San Pedro Sula, Silvia Ayala, informó que al menos dos estudiantes de la universidad Nacional Autónoma de honduras en el Valle de Sula, resultaron heridos como producto de la represión.

En Tegucigalpa, al menos 200 policías atacaron con gases lacrimógenos a la manifestación pacífica que se realizaba a inmediaciones de la sede del Sindicato de Trabajadores de la industria de Bebidas y Similares (STIBYS). Se reportó que al menos nueve estudiantes entre 14 y 17 años de edad de los Institutos Central y Luis Bogran tuvieron que ser llevados de emergencia al hospital Escuela.

El Movimiento de Diversidad en Resistencia (MDR) denunció que en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras fue capturado Donny Reyes, Coordinador de la Asociación LGTB Arcoíris.

El Frente Nacional de Resistencia Popular paralizó desde muy tempranas horas de la mañana la producción de la empresa Chiquita Brand en todos los campos bananeros de la zona norte del país. La transnacional estaría siendo afectada por la detención de 50 contenedores de banano que no estarían llegando a Puerto Cortés para su embarcación.

De igual manera se mantiene interrumpida el paso de los camiones acarreadores de caña de los Ingenios Compañía Azucarera Hondureña (CAHSA) y Azucarera del Norte (AZUNOSA), propiedades de la Cervecería Hondureña, productora en Honduras de Coca Cola.

Cervecería Hondureña es de propiedad de la segunda empresa cervecera en el mundo, SABmiller, transnacional que en Honduras ha terciarizado gran parte del trabajo que en ella se desarrolla. Este sistema productivo ha provocado condiciones infrahumanas para los empleados de Coca-Cola en Honduras, sobre todo por la pérdida de beneficios sociales como la seguridad social, vacaciones, aguinaldos, pago de tiempo extraordinario y la estabilidad en sus puestos de trabajo, entre otras conquistas laborales.

Los cortadores de caña, uno de los sectores tercerizados por Coca-cola, comentan que el paro cívico podría ser aprovechado como una oportunidad para exigir a sus patronos un aumento a sus salarios.

Con información de Dunia Montoya, Comun –Noticias, Revistazo.com