Al recordar la pérdida para el Estado de USD 1 mil millones por quiebras y liquidaciones de bancos, está la del BIDESA, Banco Internacional de Desarrollo S.A., como posibilidad de terrenos para los damnificados por los derrumbes en la ciudad de La Paz.

Los antecedentes de la liquidación forzosa del BIDESA del 12 de diciembre de 1997 nos conducen a la pérdida de patrimonio por “Créditos Vinculados”, que la ex Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras (SBEF hoy ASFI) conoce bien, ya que fue producto de su pésima supervisión. El BIDESA EN LIQUIDACION registra varios terrenos contabilizados en préstamos vinculados como garantía y en dación de pagos, por un conjunto de “Créditos Vinculados” de aproximadamente USD 40 Millones a nombre de palos blancos: Ciudadela Stronguista 39.100m2 con Partida no. 01244864, pudiendo existir otros adicionales. Alto Irpavi 65.000m2 proyecto Las Azucenas (FONVIS EN LIQUIDACION hoy UNIDAD DE TITULACION a cargo del Ministerio de Obras Públicas); Mallasilla 87.408m2 P.no. 01324232; 82.275m2 P.no. 01324235; 84.350m2 P.no. 01324235; ex hacienda Mallasa 16 hectáreas P.no 01242705. Paralelamente el BIDESA contabilizó como bienes adjudicados en recuperación de créditos vinculado 17 hectáreas en Mallasilla cerca del Club de Golf. Seguramente no todo sirve para inmediatas construcciones y en los relacionados con Mecapaca, su Municipalidad debería pronunciarse sobre las ubicaciones.

El gobierno puede exigir un informe al nuevo Interventor Liquidador del BIDESA EN LIQUIDACION, (aprovechando para informarse sobre la renuncia de su predecesor y el art. 242 de la CPE que requiere la participación de las organizaciones sociales y de toda persona que contribuya a prevenir e investigar actos contrarios a los intereses del Estado). Estos terrenos pertenecen al BIDESA EN LIQUIDACION y debido a que el Banco Central de Bolivia se subrogó los depósitos del público del BIDESA, cuya deuda al Estado todavía asciende a USD 32.753.737,6 según Balance del BCB al 31 de diciembre de 2010, son parte de los activos del BIDESA registrados como Créditos al Sector Financiero en liquidación, el que especifica en la Cuenta Activos Internos, Créditos al Sector Financiero la situación que nos interesa. Este monto corresponde a sus acreencias registradas por devolución de depósitos del público (también sugerimos una mirada a Crédito al Sector No Financiero, Sector Privado para recordar algunas perlitas de la mala supervisión de la ex SBEF a la banca comercial privada (BBA de Chichi Siles, Banco La Paz de los Hinojosa con el caso Edward Derksen).

En este sentido, pasados dos decenios, aguardamos el libro del periodista Roberto Cuevas Ramírez, al que boicotean respaldos documentarios complementarios. El relata las quiebras y liquidaciones de Bancos a cargo de la ex SBEF al costo de USD 1 mil millones al Estado, tramoyas financieras con muchos liquidadores callados.