Bolivia desea retomar las negociaciones de un “acuerdo comercial para el desarrollo” con la Unión Europea (UE), anunció la semana pasada el viceministro de Comercio Exterior e Integración Pablo Guzmán en una reunión con representantes de la Comisión Europea (CE) en Bruselas. “Estamos estudiando si hay una oportunidad de éxito”, aunque el contenido del acuerdo acabaría siendo “ampliamente” igual al suscrito por Colombia y Perú, respondió el subdirector general adjunto de Comercio de la CE Joao Aguiar Machado.

En septiembre de 2007, la UE y la Comunidad Andina de Naciones (CAN) integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú comenzaron a negociar un Acuerdo de Asociación “integral” compuesto por tres pilares: cooperación, diálogo político y comercio, pero las charlas se truncaron por discrepancias en el seno de la CAN.

Perú y Colombia aceptaron todos los términos del acuerdo, deseos de concretarlo lo antes posible, pero Bolivia y Ecuador objetaron varias posturas europeas referidas a la propiedad intelectual, los servicios básicos y las inversiones extranjeras, y finalmente se retiraron de la negociación denunciando que el denominado acuerdo “integral” se parecía cada vez más un simple tratado de libre comercio (TLC).

Una vez fracturada la unidad de la CAN, Colombia y Perú continuaron negociando y finalmente firmaron un TLC con la UE en mayo de 2010. En octubre de ese año, Ecuador retornó a la mesa de diálogo, pero Bolivia mantuvo sus objeciones y acusó a la UE de propiciar la división de los países andinos.

En diciembre de 2010, el canciller David Choquehuanca anunció que Bolivia reanudaría las conversaciones con la UE en 2011 y comenzó a preparar el “acercamiento”. Es así que el viceministro Guzmán fue enviado a Bruselas en marzo de 2011 para evaluar “la posibilidad de volver a las negociaciones” de un tratado comercial “para el desarrollo”, confirmó Joao Aguiar Machado.

“Están interesados, querían ver cuál es la posibilidad de volver, pero quieren reflexionar si están dispuestos a entrar en una negociación para un acuerdo que sea semejante” al firmado por Colombia y Perú en mayo del año pasado, reveló el subdirector general de Comercio de la CE

Según el representante europeo, la CE evalúa “si hay una oportunidad de éxito” para la propuesta boliviana, aunque consideró que el contenido de un posible acuerdo acabaría siendo “ampliamente” igual al suscrito por Colombia y Perú.

En un Foro organizado por la Cámara Nacional de Despachantes de Aduanas (CNDA) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el presidente de la CNDA Pablo Mier Garrón manifestó su preocupación por el “estancamiento” de las negociaciones comerciales con la Unión Europea, que representa un mercado de más de 600 millones de personas.

En 2010, Bolivia exportó a la Unión Europea un total de 418 productos por un valor de 670,6 millones de dólares, 60 por ciento de los cuales provino de las ventas de minerales de cinc y plata.