El coronel Ciro Farfán fue posesionado el 11 de marzo como comandante general de la Policía con la misión expresa de erradicar la corrupción endémica en la institución en un plazo de 90 días. Pero la primera acción del nuevo jefe policial no fue lanzar una embestida contra los corruptos y narcotraficantes que dañaron gravemente la imagen de la institución verde olivo, como le instruyó el Presidente Evo Morales, sino perseguir a sus adversarios personales, entre ellos la periodista Amalia Pando.

“Tiene 90 días para erradicar el cáncer de la Policía nacional”, le dijo el Presidente al posesionarlo como nuevo jefe policial el viernes de la semana pasada, pero lo primero que hizo Farfán en su primer día de trabajo, este lunes 14, fue iniciar un juicio contra la periodista Pando de la cadena de radio Erbol. El delito de la periodista fue dar cobertura a una denuncia contra Farfán por abuso de poder.

Hace más de un año el coronel Farfán despliega un descomunal ataque judicial contra el ciudadano Denis Roso, acusándolo de haber allanado su domicilio. El acusado alega que su único delito fue recuperar una pelota que había caído en el patio del jefe policial, haciendo uso de un palo.

Sin escuchar sus explicaciones, efectivos policiales allanaron el domicilio de Roso sin autorización judicial y lo arrestaron durante cuatro horas; posteriormente el joven denunció a Farfán por abuso de poder ante la Fiscalía y el Comando General. Pero las autoridades desestimaron la acusación del joven, y Farfán se vengó presentando tres denuncias penales en contra del joven.

Roso vivió hostigado y perseguido durante más de un año hasta que el jueves de la semana pasada expuso su caso en el programa radial de Amalia Pando difundido por Erbol. Después llegaron los abogados de Farfán para denunciar que Roso “acostumbra allanar” las casas del vecindario.

Enterada de todos los antecedes, y luego de escuchar la versión de ambas partes, la periodista pidió investigar este presunto caso de “matonaje” policial.

Farfán fue a reclamar a la radio, pero no le dejaron hablar porque estaba con tufo. Después su hermana y cuñada armaron lío y acusaron a Pando de parcializarse con Roso. Luego acordaron una cita con Farfán para este lunes a las 10 de la mañana para que brinde su versión de los hechos, pero el coronel no apareció.

“Ese fue el motivo de esta rabieta de Ciro Farfán”, explicó la periodista este lunes tras revelar que recibió un requerimiento de la Fiscalía.