(ABI).- “Por obstaculizar en la averiguación de la verdad”, el fiscal de Recursos en la investigación sobre el caso Octubre Negro, Milton Mendoza, justificó el jueves la detención preventiva del ex comandante del Ejército, general Juan Veliz Herrera, implicado en la masacre de septiembre y octubre del 2003.

“El general Veliz Herrera fue detenido porque abusó de la confianza del Tribunal de Sentencia del Juicio de Responsabilidades para que ejercite su derecho a la defensa en libertad”, expresó el fiscal. Dijo que Veliz fue acusado por genocidio junto a otros militares que fueron parte del gobierno del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003). Anotó que el jefe militar “abusó de esa confianza para influir en los testigos con el fin de trastocar la verdad y preparar actos de impunidad confundiendo al Tribunal”. “En otras palabras, este militar implicado en la masacre de septiembre y octubre del 2003, que dejó un saldo de al menos 67 personas y 400 heridos, indujo a los testigos a que mientan y no digan la verdad en el juicio de responsabilidades”, puntualizó. “Obviamente su participación fue protagónica en la masacre de octubre de 2003, tomando en cuenta que la intervención y abuso militar fue evidente frente a la protesta ciudadana”, dijo. Mendoza anotó que, por esa actitud, el Ministerio Público solicitó al Tribunal de Sentencia la revocatoria a la medida sustitutiva que beneficiaba a Veliz Herrera. El militar fue recluido el miércoles en la cárcel de San Roque.