El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) declaró alerta roja en 11 zonas de los distritos 16 y 17 del macrodistrito San Antonio debido a la magnitud de una falla geológica que dejó un saldo de 4.000 personas damnificadas y 800 predios afectados en un área de entre 80 y 100 hectáreas. Epsas se vio obligada a interrumpir el suministro de agua potable a 41 barrios de la zona sur de La Paz.

Los intensos aguaceros asociados al fenómeno meteorológico La Niña afectan hasta el momento a casi 11 mil familias en todo el país, sobre todo en los departamentos de Cochabamba, La Paz, Chuquisaca, Beni, Oruro y Potosí, informó el viceministro de Defensa Civil Hernán Tuco.

Los desastres naturales cobraron la vida de por lo menos 45 personas en lo que va del año, informó la víspera el viceministro Tuco, pero en las últimas horas otras seis personas fallecieron en La Paz y el número de muertos ascendió a 51.

Entre las dos de la mañana y las tres de la tarde del sábado, el GAMLP atendió 122 emergencias en distintas zonas de la ciudad. De acuerdo al reporte de la Dirección de Mantenimiento, los casos de mayor incidencia fueron inundaciones, caída de pedrones, sumideros obstruidos, colapso de paredes de adobe por humedad, arrastre de material, hundimientos de acera y vía, caída de árboles y filtraciones de agua.

A solicitud del municipio de Mecapaca, la Alcaldía de La Paz se desplazó con personal y equipo pesado para apoyar en la caída del puente que conecta las comunidades de Carreras y Huaricana. Al romperse un estribo del puente, un minibus cayó al río con el saldo de cinco personas muertas y ocho heridas. Personal del Grupo de Ayuda de Emergencias Municipales (GAEM) realizó un rastrillaje y encontró el cuerpo de una sexta víctima.

Por instrucción del alcalde paceño Luis Revilla, el subalcalde del macrodistrito Cotahuma Francisco Cordero se reunió con el subalcalde de Achocalla Pedro Cuty para organizar la ayuda para los damnificados con el deslizamiento de Alpacoma. De las 20 familias damnificadas 13 ya se encuentran en carpas de Defensa Civil.

Por otro lado, a las nueve de la mañana del sábado comenzó a activarse un macro deslizamiento en un área de ocho hectáreas en la zona Kupini II, en la ladera este de la ciudad. El área afectada está ubicada entre los ríos Chulluncani y Papani, los cuales erosionaron el terreno y provocaron rajaduras en 11 casas precarias en la parte baja de la avenida Max Fernández.

El sector afectado por una falla geolófica que data de 1930 sufre problemas todos los años debido a que el caudal que ingresa al río Chulluncani es muy fuerte, y las obras hidráulicas que se realizaron fueron deterioradas por los areneros y por el robo de piedras de los gaviones. “Para evitar que el deslizamiento siga jalando hacia atrás la Alcaldía trabaja con maquinaria pesada para retirar la sobrecarga de tierra que está por encima del sector afectado”, explicó ayer el director de Gestión Integral de Riesgos Vladimir Toro.

“Emplazar una obra definitiva como una bóveda en el río Chulluncani es imposible porque los suelos están disturbados y saturados, entonces cualquier obra que se haga en el lugar tiene a colapsar. La alternativa es realizar una intervención por el margen izquierdo del río pero para eso requiere un gran movimiento del sector donde existen terrenos”, precisó Toro el sábado.

Pero el movimiento de suelos no cesó y continuó el domingo, hasta que la Alcaldía decidió evacuar a todos los afectados y trasladarlos hasta seis campamentos. Dada la gravedad del mega deslizamiento, Epsas se vio obligada a interrumpir el suministro de agua potable a 41 barrios de la zona Sur y de Mallasa, ya que la tubería de alta presión que baja desde Pampahasi hacia el sur de la ciudad corre el riesgo de colapsar. Además, se determinó suspender labores escolares al menos este lunes 28 de febrero en las unidades educativas privadas y fiscales de las zonas afectadas, de la zona Sur y de Mallasa.

El alcalde de La Paz Luis Revilla emitió una Resolución Municipal que declara en Alerta Roja a las zonas afectadas de los distritos 16 y 17, lo que supone la activación oficial del COE, la movilización de prácticamente todos los funcionarios municipales, el desplazamiento de maquinaria pesada de otras instituciones hacia las zonas del desastre y la tramitación de recursos para atender la emergencia.

La Resolución Municipal 095/2011 señala que la alerta roja abarca a las zonas Valle de Las Flores, Remodelación Prolongación Kupini II, Sustitución Parcial y Complementación Vecinal Sector Kupini II, Remodelación Santa Rosa de Callapa, Remodelación Valle de Las Flores Sector B, Remodelación Santa Rosa de Azata, Unidad Vecinal Pampahasi Bajo, Pampahasi Bajo Central, Sector Cervecería, Sector Metropolitana y Las Dalias.

La Alcaldía habilitó una oficina para recibir aportes o donativos en la Biblioteca Municipal, frente a la plaza del Estudiante. La responsable de los donativos Silvia Zavalaga explicó que las puertas de la Biblioteca estarán abiertas de 8 de la mañana a 10 de la noche de manera continua para facilitar la recepción de la ayuda.

La solidaridad de los paceños no se hizo esperar. Este domingo decenas de personas llegaron hasta la Biblioteca para dejar sus donativos para los centenares de personas que perdieron sus casas y enseres personales. Entre los primeros donativos recibidos están bolsas de fideo, ropa de adultos, niños y niñas, además de zapatos de diferentes tamaños para las personas que lo perdieron todo entre el sábado y domingo.