(ABI).- El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, presentó el sábado a tres jefes policiales vinculados a una red de narcotraficantes comandada por el general en retiro y ex jefe antidroga de Bolivia, René Sanabria, que fue aprehendido en una redada en Panamá.

En una conferencia de prensa, el Ministro de Gobierno dijo que la investigación, que se inició tras la captura de Sanabria en Panamá, apunta a los tres policías como sospechosos de estar vinculados con una red de narcotraficantes que enviaba cocaína a Estados Unidos.

Llorenti presentó a los medios de comunicación al coronel Nilton Sánchez Pantoja, al mayor Edwin Raúl Oña Moncada y al capitán Franz Fernando Siles Ríos.

“La investigación que hemos iniciado inmediatamente apunta a que estos tres miembros de la policía boliviana están involucrados en una red de narcotraficantes que operaba el envió de droga hacia los EEUU”, explicó.

Sanabria y el civil Juan Foronda Acero cayeron en una redada antidroga en Panamá que desató una investigación en Bolivia, que derivó en la captura de varios policías, de los cuales Sánchez, Oña y Siles, son los principales sospechosos.

“Inmediatamente conocida la información el Ministerio de Gobierno instruyó a la FELCN la ejecución de varios operativos y producto de estos operativos se detuvo a estas personas, entre otras, y continuamos realizando allanamientos los cual nos dará como resultado seguramente la aprehensión de otros ciudadanos”, remarcó Llorenti.

Explicó que la información preliminar estableció que ese grupo liderado por Sanabria habría enviado 144 kilos de cocaína a Estados Unidos a través del puerto chileno de Arica, que debía llegar a destino pasando por Panamá.

En esa dirección, dijo que el último viaje del general en retiro ex director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) tenía el objetivo de preparar los embarques de droga a Estados Unidos.

El Ministro de Gobierno recordó la política y la decisión del Gobierno de duplicar los esfuerzos en la lucha antidroga y anuncio las sanciones más duras contra los culpables de esa acción delictiva.

“Aclarar que bajo este Gobierno no se tendrá el menor escrúpulo en sancionar con la mayor rigurosidad sea quien fuere, el grado que tenga, de la familia que sea, a personas que estén involucradas con casos de corrupción o con casos de narcotráfico”, sentenció.

Aseguró que se tomaron todos los recaudos para garantizar que toda la red de narcotraficantes sea desbaratada y, en esa dirección, anunció más detenciones, en la medida en que vaya avanzando la investigación.

“Esta es una prueba clara de la decisión inquebrantable, irreductible, irreversible del Gobierno lucha contra el narcotráfico”, puntualizó.