(ABI).- La investigación sobre intentos de extorsión a coroneles de la Policía debe llevarse a cabo sin observar colores políticos, señalaron el miércoles asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, denunció a cuatro personas, entre ellos un ex policía y un dirigente del MAS, que trataron de extorsionar a coroneles de la Policía para facilitar un supuesto ascenso al grado de generales.

Uno de los denunciados es el dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) e integrante de la Dirección Nacional del MAS, Eustaquio Sullca. Los otros acusados son Nancy Arratia, Javier Laor Barrientos (ex policía) e Isaac Alvarado Cruz.

La diputada Marianela Paco (MAS), de la Comisión de Ética, aseguró que el partido de Gobierno no “mira colores políticos cuando investiga denuncias de corrupción.

“Si hay gente que tiene que responder ante la justicia debe hacerlo en las instancias que correspondan. La línea del MAS es luchar por la transparencia y evitar la corrupción”, subrayó.

Si es que hay evidencias sobre conductas delictivas en este caso deben establecer las sanciones que correspondan, agregó.

“En Bolivia se lucha contra la corrupción y privilegios que hicieron daño al Estado. La lucha es constante y la población debe tener confianza”, dijo.

A su vez el diputado oficialista Antonio Molina ratificó que el principio gubernamental es la lucha contra la corrupción, por ello aseguró que las autoridades “no socaparán a nadie”.

“Si ese dirigente está implicado en extorsión haremos que caiga sobre él todo el peso de la justicia porque sabemos que el pilar fundamental del Gobierno es luchar contra la corrupción”, remarcó.

Asimismo, el diputado Edwin Tupa (MAS), afirmó que si el implicado es del MAS “tendrá que ser expulsado del partido e ir a la cárcel”.

Consideró que la corrupción es una “herencia de los gobiernos neoliberales que institucionalizaron esa práctica”.

En contraposición, el diputado de la opositora Convergencia Nacional (CN), Tomás Monasterio, criticó la declaración de Tupa y aseveró que “las acciones del pasado son replicadas por el Gobierno”.

“Los hoy oficialistas practican la corrupción por eso hay que hablar de cuantas personas del MAS están cercanas al tema y cuanta irresponsabilidad hay en el manejo del Estado”, cuestionó.

Igualmente el senador opositor, Germán Antelo, puntualizó que no porque una persona sea de izquierda o de derecha va a ser “honesto o corrupto”.