La Paz, (PL).- El presidente de Diputados de Bolivia, Héctor Arce, afirmó hoy que con la conformación de siete de nueve tribunales electorales departamentales está expedita la votación sobre las nuevas autoridades judiciales, proceso previsto este año.

Arce precisó que la posesión de esas instancias permite además habilitar al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para administrar una consulta sin precedentes en la historia nacional. Explicó que ya fueron designados los vocales en las regiones de La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Tarija, Pando y Chuquisaca, y faltan aún Beni y Santa Cruz.

“Con siete tribunales electorales departamentales, no existe ninguna imposibilidad para que se convoque a la brevedad posible a esas elecciones de magistrados, vital para la implementación plena de la Constitución Política del Estado”, acotó.

Asimismo recordó que las leyes del Órgano Electoral y del Régimen Electoral establecen que si en un número pequeño de tribunales departamentales no se conforman esos organismos, el TSE está facultado para administrar todo tipo de consultas de ese tipo. Acotó que la elección de las máximas autoridades judiciales queda ahora en manos del Ógano Electoral y del TSE.

Con respecto a los vocales electorales del departamento del Beni, anunció que en los próximos días la Asamblea Legislativa Departamental enviará a la cámara baja el listado de candidatos para su elección. En el caso de Santa Cruz, indicó, aún no se realizó la convocatoria para formar las listas de postulantes, de acuerdo al principio de equidad de género y plurinacionalidad.

Al respecto, Arce reiteró el llamado a los parlamentarios cruceños a ser responsables con esa tarea y acelerar el proceso, alejados de tintes políticos.

Legisladores opositores de la capital oriental boliviana llegaron a cuestionar la competencia de la Asamblea Legislativa Plurinacional para fiscalizar el proceso de convocatoria, selección y conformación de los listados de candidatos a vocales electorales.

De acuerdo con la carta magna vigente desde febrero de 2009, el país andino elegirá a los magistrados del Poder Judicial con el voto directo del pueblo.

Bolivia se convertirá en la primera nación en América Latina que elegirá por esa vía a las máximas autoridades de la Corte Suprema de Justicia, Tribunal Constitucional, Consejo de la Judicatura y Tribunal Agrario Nacional, remarcó Arce.