Azúcar colombiana si traída por tierra puesta Bolivia la tonelada a USD300, kilo USD 0,30, contra USD 0,74 kilo vendido por UNAGRO y GUABIRA en enero 2011, debido a que la caña de azúcar colombiana rinde 123,1 TM/hectárea y la boliviana 50. Pero Bolivia exportó azúcar a Colombia con aranceles preferenciales a precios más baratos, que los cobrados a la población boliviana.

Recuerdo a mi tío (cf. “Esperanzas y Frustraciones”) y a mi padre invirtiendo capitales propios a partir de 1941 en el primer ingenio azucarero boliviano en Santa Cruz, comprando tierras a Bravo y otras, para producir su caña de azúcar: el rendimiento siempre fue bajo. El estado y población boliviana subvencionaron y/o financiaron ingenios azucareros privados, públicos y productores de caña. Comencemos con el ingenio del Plan Bohan, Guabirá, construido por el MNR con divisas oficiales de COMIBOL, en el mercado paralelo casi 200% más, según unos economistas y 900% lo real (equivalentes a 9 ingenios azucareros).

Luego las concesiones de tierras del estado, desmontadas y explotadas hasta su agotamiento, erosionándolas, motivando créditos del gobierno de turno para fertilizantes, otro negocio convertido en ganancia privada. ¡Ahora Evo Morales otorgará 20 millones para lo mismo! Estos créditos para cultivos de cañeros vía sus Asociaciones, a las que aportaban fuertemente, CONALCA, CAO, los enriquecieron. Eran canalizados a través del fundador y dueño del Banco Cochabamba, con quien trabajó Roberto Landivar R., posterior socio de cañeros mayoritarios en el BIDESA. No faltaron los que se quedaron con UNAGRO, ejerciendo presiones políticas que ponían en duda el pago del aval al Banco del Estado. En este proceso de influencias, antes el barrientismo privilegió a La Bélgica en 1965 para que compre en vil precio equipos y maquinas valoradas en más de USD 2 millones, recién traídos de USA a crédito por el ingenio azucarero pionero boliviano para su potenciamiento. Luego en 1993 privatizaron Guabirá y en 1998 Bermejo: al estado los pasivos y para los nuevos dueños un camino libre de deudas. Mientras la población boliviana compra azúcar entre las mundialmente caras, desde la Revolución Nacional que prohibió la importada más barata.

Pero el asunto no queda ahí. Ante el odio de muchos cruceños, Santa Cruz quedó invadida por población del Occidente, que trabajaba por USD 3 la tonelada cortada, según la OIT; para ellos era ir al infierno y realizar uno de los trabajos más duros. El 2006 se registraron 18 muertos por excesivo esfuerzo.

Un estado concediendo tierras fiscales, siempre otorgando créditos a los cañeros, regalando sus ingenios azucareros mal administrados por injerencias políticas, bajos rendimientos en la caña, contaminación de ríos, cañeros enriquecidos, población laboral extremadamente explotada hasta hace unos años, población nacional pagando una de los azucares más caros del mundo ¿Cuánto nos cuesta producirla?