No hubo ni hay una voluntad política de Chile, una respuesta favorable del Perú y un consenso nacional para encontrar una solución común, real y factible para retornar a las costas del Pacífico con soberanía, afirmó Javier Murillo de la Rocha en la Cátedra Magistral anual “¿Por qué no hemos podido resolver el problema marítimo en 132 años” con motivo de la Inauguración Oficial del Año Académico 2011 de la Unidad Académica de La Paz de la Universidad Católica Boliviana San Pablo.

Para entender el problema, precisò Murillo, hay que conocer las causas que generaron la Guerra del Pacífico de 1879. Entre ellas, Chile nació como un Estado fallido por que tenía un territorio con un ancho de 430 kilómetros cuadrados encerrado entre el Océano Pacífico y la Cordillera de los Andes y no tenía recursos naturales. La solución la dio el Presidente Diego Portales quién generó la idea de conquistar territorio y recursos naturales al norte del Paralelo 25. Uno de los problemas que impedía este avance hacia el norte era la Confederación Perú-Boliviana. En 1836 Chile triunfó en la batalla de Yunguyo y terminó disolviéndola con un Tratado de Paz en 1839 y así abrió el camino al norte.

Desde 1895, Bolivia firmó tres tratados para dar fin a la Guerra del Pacífico de 1879, el de Paz y Amistad, la Transferencia de Territorios, para transferir Tacna y Arica, que eran peruanos, y donde se ofrece a Bolivia la Caleta Vitor que no se hace efectiva por tardanza de Bolivia.

Bolivia lleva a cabo negociaciones importantes, como las de 1950, que fracasan porque Chile aspira a recibir agua del Lago Titicaca, del Desaguadero y el total de las aguas del río Lauca. Otra negociación importante fue la que se inició en Charaña en 1975 en los gobiernos de los generales Hugo Banzer y Augusto Pinochet. Esta negociación fracasa por que Chile quería el canje de territorios, desmilitarización del territorio, incluyendo 200 millas de aguas marítimas, explicó Murillo.

¿Por qué el general Pinochet inicia la negociación de Charaña? El Presidente del Perú Velazco Alvarado tenía todo preparado para invadir militarmente el norte chileno antes de cumplirse el centenario de la Guerra del Pacífico. El Presidente Morales Bermúdez reemplaza a Velazco Alvarado y se compromete a mantener la paz con Chile. Chile también tenía pendiente un conflicto con Argentina sobre las pampas del sur y el acceso al Canal del Beagle. Finalmente, el rechazo mundial a la dictadura de Pinochet le impedía proyectarse internacionalmente y ampliar su liderazgo latinoamericano y mundial.

Javier Murillo de la Rocha afirmó que la solución al problema del enclaustramiento marítimo de Bolivia tiene que pasar porque los tres factores, interés político de Chile, aceptación del Perú a la solución y consenso en Bolivia, sobre todo por que la CPE afirma que la salida al mar tiene que ser con soberanía, no están presentes ni actualmente cuando ambos países negocian incluso con la presencia del Canciller chileno en La Paz por que sostiene que la solución tiene que ser concreta, viable y factible y, según Murillo, esto no incluye soberanía.