(Agencias).- La estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) dejará de comercializar azúcar y otros alimentos y se avocará a cumplir sus funciones normales de crédito y fomento para incentivar la producción agrícola en el país, informó el Vicepresidente Álvaro García Linera. Sin embargo, el gerente general de Emapa Álvaro Rodríguez dijo que la empresa estatal continuará proveyendo azúcar.

El Ejecutivo creó la empresa estatal Emapa en agosto de 2007 con el fin de apoyar al sector productivo mediante la transferencia de créditos sin interés e insumos como semillas, combustible y equipos, pero meses más tarde le encargó tareas de comercialización de azúcar y otros alimentos para garantizar la soberanía alimentaria nacional.

Sindicatos de comerciantes gremialistas de varias ciudades del país piden el cierre de Emapa, porque supuestamente practica competencia desleal y merma sus ingresos. La crisis alimentaria y la carencia de azúcar es culpa de las empresas monopólicas estatales; “el caso de Emapa es patético, ya que una sola empresa no podrá cubrir la comercialización, la exportación e importación del sector privado”, afirmó el secretario de Economía y Hacienda de la Gobernación de Santa Cruz Jose Luis Parada.

La Brigada Parlamentaria cruceña a la cabeza de Mauro Peña se reunió este miércoles con los productores y federaciones cañeras, además de representantes de Emapa para conocer a fondo la problemática del desabastecimiento de azúcar. Los presidentes del Ingenio Guabirá Mariano Aguilera y del Ingenio azucarero Unagro Miguel Montero explicaron que la escasez del azúcar se veía venir a causa de la sequía e inundaciones.

“Pedimos al gobierno que nos den condiciones, que no falte el combustible, que se controle el contrabando y principalmente la especulación de este producto”, sostuvo Aguilera y aseguró que el ingenio Guabirá junto con el gobierno importan 37 mil toneladas.

En los últimos días el gobierno importó ingentes cantidades de azúcar para abastecer el mercado interno, y tiene la esperanza de que la producción local solucione definitivamente la carencia a partir de abril o mayo de este año, con lo cual Emapa ya no tendrá la necesidad de distribuir el endulzante.

El gerente general de Emapa Álvaro Rodríguez respondió a los diputados opositores y a algunos sectores que piden cerrar la empresa, y sostuvo que Emapa continuará proveyendo azúcar a las familias bolivianas. Aseguró que la empresa estatal cumple a cabalidad con la Ley de Impuestos Nacionales.

Este miércoles llegó a La Paz procedente de Colombia un avión carguero de Transportes Aéreos Bolivianos (TAB) con 70 toneladas de azúcar refinada y otra aeronave aterrizó en Cochabamba con 40 toneladas. La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural Teresa Morales dijo que se importará al menos 1.500 toneladas de azúcar colombiana, y otras mil toneladas de azúcar de Brasil, y prometió que “no vamos a parar de comprar azúcar hasta que la población esté totalmente abastecida”.

Según Parada, si el gobierno no toma en serio la producción de alimentos, los precios serán muy altos para importar y después no habrá las posibilidades de generar políticas productivas. Si el gobierno no sabe administrar la crisis y no comienza a fijar una política clara de incentivo a la inversión privada, habrá serios problemas de desabastecimiento en el mercado interno, advirtiò.

Atendiendo la preocupación de la autoridad cruceña, el Vicepresidente se reunió con ejecutivos de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) en La Paz, y prometió que sus inversiones en los sectores de agricultura, hidrocarburos, minería, electricidad y carreteras tendrán una alta rentabilidad y un retorno “rápido y seguro”.

García Linera anunció que el gobierno concretará “gigantescas” inversiones en los próximos años (al menos 3.000 millones de dólares en 2011 y 5.000 millones de dólares hasta 2013), pidió conformar un “ensamblaje virtuoso” entre el Estado y el sector privado, y recordó que la Constitución garantiza una convivencia armónica entre las inversiones del Estado y las del sector privado nacional y extranjero.