Vieja historia: Bolivia se desangra; versión nueva de los que en 1964 decían que Bolivia se moría para repetirla en 1985. Evo Morales demuestra lo contrario con cifras y los economistas proporcionan las municiones a cada lado, mientras el pueblo paga las consecuencias y unos pocos se enriquecen.

Los culpables son aquellos que estuvieron en el poder de 1952 al 2006 y dejaron lastras como el vivir del estado, destruir sus recursos naturales, el régimen simplificado, la subvención a los hidrocarburos, etc. Esa oposición que odia la buena suerte del gobierno actual de los precios internacionales y los beneficios a corto plazo de sus acciones para recaudar más ingresos con los hidrocarburos-

Grita que el gobierno se endeudó más teniendo superávit los últimos cinco años y pregunta la razón de este comportamiento, porque no le interesa distinguir política económica que comprende a la fiscal y está relacionada con la monetaria y cambiaria. En este afán, retoma las acusaciones de inflación del 2008, cuando la alimentó en buena proporción para crear una insurrección popular, como ahora abriga esperanzas de cambio con toda manifestación popular sobre el costo de la vida. Definitivamente la presente inflación es creciente: los precios de los alimentos aumentaron en el mercado internacional y de nuestros vecinos. Mala suerte para el gobierno que también la estimula con la subvención de precios y termina favoreciendo a los contrabandistas y especuladores.

Pero algo es claro, la economía de Bolivia aguanta con sus Reservas Internacionales. No son muchas comparativamente con otros países y nuestras necesidades, pero son las más elevadas de su historia y sirven: la Deuda Pública aún tiene margen. Por lo que no se viene un cambio del proceso actual de la democracia participativa en los próximos tres años, salvo situaciones no económicas. Muérdanse la lengua los que antes manejaron tan sabiamente el poder medio siglo y quieren retomarlo ¡ ya! con sus insistentes ataques a las falencias de Evo Morales, que ¡las tiene! sobretodo en la producción de hidrocarburos y minerales.

Necesita más y buenos profesionales en esas áreas con proyección internacional y/o continental, local, para abastecer mercados existentes, paralelamente a traer progreso a su población. La que en gran proporción persiste en actividades anteriores al 2006: ser funcionario público, con las respectivas filas para ingresar a la policía, fuerzas armadas; hacer filas también en los consulados de países buscando trabajo y para ingresar como alumno a un colegio fiscal; ser cocalero, narco, contrabandista, evasor de impuestos, ladrón de vehículos, invasor de tierras, coimeador, vendedor de ropa usada y golosinas artificiales que quitan los pocos centavos de los pobres, transportar a la población laboral en vehículos destartalados, sucios, contaminadores y horarios, así como rutas de su interés y no de los usuarios a los que deben servir.