(ABI).- El presidente Evo Morales reveló el sábado que por primera vez en la historia de Bolivia las Reservas Internacionales Netas (RIN) rebasaron los 10 mil millones de dólares en una señal inequívoca del crecimiento y la estabilidad económica de su país y de los resultados de su gestión.

En una conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno, el Jefe de Estado precisó que las Reservas Internacionales se situaron, hasta el viernes, en 10.043 millones de dólares, “un récord histórico”.

“Muy contento esa es la garantía para el pueblo boliviano, este es el orgullo, el honor para los bolivianos, que por primera vez después de la fundación Bolivia llega a pasar con sus Reservas Internacionales 10 mil millones de dólares”, remarcó.

Anticipó que, “consultando” con algunos expertos en temas de ahorro, las Reservas Internacionales bolivianas seguirán creciendo y ratificó que en su momento será el pueblo boliviano el que diga “en qué, cómo se pueden usas esas reservas, esos ahorros”.

Morales saludó el trabajo “honesto de sus colaboradores y remarcó que para ese crecimiento fueron fundamentales tres factores: honestidad, austeridad y sobre todo la nacionalización de los hidrocarburos que decretó su Gobierno en mayo de 2006, en el primer año de su primera gestión.

“Ahí están los resultados de la nacionalización de los hidrocarburos, algunos expertos dicen que había un piloto automático para que suban los recursos económicos, para el pueblo boliviano, se equivocan”, puntualizó.

El mandatario boliviano retó nuevamente a “algunos opositores que se hacen pasar de analistas” a debatir y demostrar “numéricamente” de dónde y cómo crecen las reservas, “pero también la inversión pública y la economía para los distintos sectores”, entre ellos las alcaldía y las gobernaciones.

Recordó que en su gestión, los municipios y las gobernaciones han incrementado sus ingresos anuales en más de 200 por ciento.

“Que me digan piloto automático, es parte de una batalla política, económica, entiendo a ese nivel, esas preocupaciones de algunos opositores que se hacen pasar de analistas (económicos)”, arremetió.

“Esperamos que las reservas sigan creciendo, es el orgullo, el honor de todo el pueblo boliviano, y una alegría que por primera vez llegue a más de 10 mil millones de dólares”, agregó.

Recordó que cuando asumió la presidencia, el 22 de enero de 2006, las Reservas Internacionales no superaban los 3.000 millones de dólares y la inversión pública era de 600 millones de dólares, contra los más de 2.000 millones presupuestados por su Gobierno para 2011.