(ABI).- La ministra de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción Nardy Suxo reveló el domingo que la corrupción sangró a Bolivia en la últimas dos décadas 1,2 billones de bolivianos (173,4 millones de dólares), friolera cuantificada en base de las denuncias que recibió su despacho entre 2006 y 2010.

“Nosotros simplemente hemos hecho una cuantificación de los datos obtenidos en el Ministerio y esto significa 1.214.058.406 bolivianos. Imagínense es una suma demasiado alta para nuestro país”, dijo la Ministra en una entrevista divulgada al vivo por las estatales Patria Nueva y Bolivia TV. La suma barajada por Suxo equivale al 8 y 9% del Producto Interior Bruto de Bolivia en 2010, de al menos 18.000 millones de dólares. Con ese montante, Bolivia podría construir poco más menos 1.200 km de carreteras pavimentadas. Suxo aclaró que esos datos estimados sobre el daño económico al Estado corresponden al menos 268 denuncias, que fueron ya representadas ante el Ministerio Público. Indicó que según el proceso judicial se irá verificando esa elevada cantidad de dinero perdido. La ministra dijo que su despacho recuperó en el último lustro 43 millones de dólares, en diversas acciones, en su mayor parte provenientes de la quiebra de bancos, más de un decena desde 1990, cuya cartera insumió el Estado. También de la ejecución de boletas de garantía suscriptas por empresas privadas que incumplieron sus compromisos de inversión con el Estado boliviano. “Es una suma realmente elevada. Esto significa que tenemos una tarea muy dura y muy grave , no se olviden que nosotros tenemos, como Estado, la obligación de responder a programas sociales , sobre todo para la gente más necesitada y estos dineros, si los recuperamos, por supuesto, tendrían que ir a ese área”, agregó. La suma podría extraer de la pobreza al menos a 250.000 bolivianos, según estimaciones oficiosas. Suxo dijo que su despacho para este año se espera implementar el Área de Recuperación de Bienes del Estado, porque casi todo el dinero arrancado del erario público proviene de la malversación de fondos, particularmente ejecutados por ex mandatarios y ex autoridades. Informó también que el Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción receptó, durante la gestión 2010, 2.341 denuncias, de las que 715 están cerradas. “Entonces hasta el momento tenemos pendientes 1.626” causas que en su mayoría apuntan a la Policía, la Caja Nacional de Salud, administración municipal, en el Órgano Judicial, ministerios, gobernaciones y entidades descentralizadas. “No todas (las denuncias) son procesadas, hay algunos casos en que una vez que pedimos información, esa denuncia queda realmente en nada, porque la autoridad denunciada respalda su accionar como servidor público”, explicó. La zarina anticorrupción informó también que fueron remitidas 7 denuncias a la Inspectoría General del Ministerio Público, 5 al Consejo de la Magistratura. aún en proceso, y 10 a la Asamblea Legislativa Plurinacional, “porque tiene que ver con autoridades o ex autoridades que estaban siendo procesadas antes de la promulgación de la anticorrupción Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz.