Italia.-La televisión ha revolucionado los años 50, las “tabletas pc” y el “iPad” tendrán el mismo efecto en la sociedad contemporánea, diarios, Web y TV juntos, en un único instrumento. Durante el 2009 aparecieron los lectores portátiles a tinta y papel electrónico con el objetivo de disfrutar la potencialidad de leer diarios. Parecía que el 2010 hubiese sido el año de los e-book. En enero fue presentado el iPad fabricado por Steve Jobs en el auditorium de Yerba Buena, era evidente que la “tableta” de Apple que permite la navegación en internet, edición de documentos, lectura de libros y periódicos digitales en línea ridiculizaba la invención de un año atrás que tenía una pantalla en blanco y negro, lento en cargas páginas y útil sólo para leer y estudiar.

Por lo tanto se puede decir que si el 2010 ha sido el año de los dispositivos móviles como el always-on, el 2011 será el año de las “tabletas” y los smart-phone que nos permitirán leer periódicos en línea, libros digitales, informarnos, navegar en internet, editar documentos, jugar, comunicarnos, todo esto sin sentarnos delante a un computer de casa o de la oficina.

En la exposición mundial del CES (Consumer Electronic Show) que se ha inaugurado en la capital mundial del juego de azar, Las Vegas, los modelos de tabletas digitales presentadas serán ochenta, casi todos con el sistema operativo Android 3.0 (Honney Comb) diferentes de los iPad. Una novedad importante será el desarrollo de la consola Xbox, Avatar Kinect que permitirá chatear usando, como imagen, la figura tridimensional de la persona, con el objetivo de frenar la triunfal marcha de Facebook. Mientras que la sociedad china Htc presentará los nuevos smartphon que significa una conexión ultraveloz con el sistema 4G.

Una novedad en el Consumer Electronic Show de La Vegas será la presentación de la casa automovilística Ford sobre el nuevo sistema de Sync que tiene constantemente actualizado al conductor sobre cualquier problema de tráfico y estado del vehículo.

Para el semanario “Time”, éste ha sido el año de la consagración de Facebook, y para muchos, de WikiLeaks, no sólo por el extraordinaro efecto cultural, social e histórico de su “Operación Verdad” que ha permitido revelar misterios, miserias y masacres en todo el mundo. WikiLearks, de hecho, ha impuesto un modo nuevo de informar, imposible en el pasado. Los miles de millones de “archivos” que cada día vienen recopilados y catalogados por gobiernos, instituciones, empresas, etc., hoy son manejables y de fácil lectura. Esta nueva tipología de información tiene un nombre, data driven journalism.

Según el inventor del “web”, el futuro próximo del periodismo y de las democracias, estará justamente en el análisis participativo de grandes cantidades de datos y esto lo ha demostrado WikiLeaks poniendo al descubierto líderes políticos, diplomaticos, generales y gobiernos, y, si la ex-gobernadora de Alaska y ex-candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos Sarah Pali, actual “emblema” del grupo ultraconservador “tea party” ha definido WikiLeaks como una “costilla de Al Qaida”, probablemente el mundo de la información está cambiando de modo positivo, y ésta es una forma de estar juntos: la capacidad crítica de los humanos y la formidable potencia de las máquinas.