Hace dos años, el gobierno de Estados Unidos suspendió unilateralmente las preferencias arancelarias del ATPDEA para Bolivia, y a fines de 2010 dejó en suspenso la renovación del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), obligando de esta manera a los exportadores bolivianos a pagar aranceles desde enero de 2011.

El 13 de diciembre de 2010, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la norma H.R. 6517 denominada Omnibus Trade Act of 2010, la cual prorrogaba por 18 meses, hasta junio de 2012, el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de la Droga (ATPDEA) y el programa de Asistencia de Ajuste Comercial de EE.UU.

La norma no pudo ser consensuada en la Cámara de Senadores debido a que el senador Jeff Sessions de Alabama argumentó que las exportaciones de Bangladesh beneficiadas por el SGP suponen una mayor competencia para ciertos productos manufacturados en su Estado. En consecuencia, el 29 de diciembre el Congreso de EE.UU. aprobó una breve prórroga de los beneficios del ATPDEA, pero excluyó al SGP, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Se espera que el Senado reanude la discusión a fines de enero de 2011 con miras a extender los tres esquemas preferenciales hasta junio de 2012. Mientras el Congreso norteamericano no reponga el SGP, las manufacturas bolivianas deberán pagar aranceles para entrar al mercado de Estados Unidos, aunque dicho pago podrá ser recuperado cuando el SGP se reponga, lo que podría demandar meses, evaluó el IBCE.

Bolivia perdió las preferencias del ATPDEA el 15 de diciembre de 2008 por “falta de cooperación en la lucha antidrogas”. El 30 de junio de 2009, el presidente Barack Obama ratificó la suspensión con el argumento de que el país no cumplió varias de las “condiciones de elegibilidad” para continuar gozando de dicho privilegio.

La suspensión del beneficio arancelario contribuyó a la caída de las exportaciones bolivianas de 487 millones de dólares en 2008 a 450 millones de dólares en 2009, lo que representa un 14%. Los textiles registraron un pico exportador de 40 millones de dólares en 2004, y sin el ATPDEA cayeron a siete millones de dólares en 2009 y 2010.

En 2008, el 26% de las exportaciones de Bolivia a Estados Unidos gozaban de las preferencias del ATPDEA y el 8,8% se beneficiaba con el SGP. En 2009, luego de la pérdida del ATPDEA, el SGP cubrió al 25% de las exportaciones bolivianas, informaron el Departamento de Comercio y la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

Las exportaciones de Bolivia a Estados Unidos entre enero y octubre de 2010 bordean los 513 millones, según el INE, de los cuales 38 millones se benefician de rebajas arancelarias vía SGP, estima el IBCE.

Hasta el 31 de diciembre, las exportaciones de manufacturas de textiles a Brasil, Argentina y Venezuela sobrepasarán con toda seguridad los 50 millones de dólares, cifra superior a las exportaciones a Estados Unidos vía ATPDEA, que sumaban unos 25 millones de dólares, estimó el viceministro de Exportaciones Huáscar Ajata.