El presidente Evo Morales ha iniciado el cambio de timón. Ha rectificado y ante la historia quedará como el único Presidente con esa capacidad. Es posible sostener que su responsabilidad ha quedado liberada. Él sabía cómo hacerlo. Pero está demasiado solo.

La soledad que rodea en momentos gravísimos a un Presidente tiene que haber incidido en su ánimo. No por nada ha mencionado a Belzu y a Melgarejo. ¡Pero pudo dar un golpe de timón! Asumió la conducción de la nave del Estado, aquella que el gabinete económico le había quitado, y derogó el decreto que estaba haciendo llorar a la gente.

¿Cómo mide su soledad un Presidente? En nuestra historia los Presidentes que se quedaron solos son aquellos que hicieron llorar a sus pueblos o los que se quedaron solitarios con grupos pequeños, aislados del pueblo por su incapacidad estratégica. Claro que inciden factores externos, pero la constante boliviana es la del poder efímero. Y esa es la lección. No se trata de quedarse en el poder como sea. Se trata de dejar huella en el futuro. No es solamente entrar a Palacio. Se trata de entrar a la historia como héroes visionarios.

Y los Presidentes deciden. Hay algunos que prefieren entornos adulones o entornos silenciosos y temerosos. Hay otros, los que entraron a la historia, que prefieren rodearse de líderes. Y hay quienes deciden utilizar a Ministros como el Zorro– que no tenía ninguna relación con el pueblo y su diario vivir. Esto último fue fatal para el MNR. Nadie se olvida de su famoso informe que en la mañana de la caída del gobierno decía que “todo estaba controlado”.

Entonces, ¿qué prefieren los Presidentes? ¿zorros, o personas que le gritan la verdad? ¿Conoce el Presidente que en por lo menos dos barrios de La Paz la gente que se dirigía en marcha hacia el centro exigía a todos sacarse todo tipo de ropa azul? Estuve en el Estadio Hernando Siles cuando en todas las tribunas se generó una guerra de naranjas y poco después cayó la UDP. Es el pueblo el que se despinta.

Sé que el Presidente tiene un amigo/a –quien además se ocupa de desmerecer– que le dijo en una oportunidad lo siguiente: “el único que no se marea con la altura es el cóndor”. También le dijo: “no hagas llorar a la gente con la que te encuentres cuando estés arriba, pues con ellos mismos te vas a encontrar cuando estés abajo”.

¿Qué prefiere Evo? ¿A este amigo o a dirigentes que no le dicen lo que les ha sucedido en las asambleas o reuniones en sus lugares cuando fueron a explicar el Decreto? ¿Le informaron que la gente los rechazó? ¿Le informaron que los Yungas y Caranavi preparaban marcha contra La Paz? ¿Le informaron que los campesinos de todo el país y los pueblos indígenas, rechazaban, unos con rabia, otros con bronca el DS?¿Por qué no pensaron que Huanuni podía levantarse y exigir incremento salarial con lo que podría quebrar la Empresa? ¿Quién se olvidó que cuando cooperativistas, mineros de Huanuni y alteños se encuentran en las calles, se siente un huracán? ¿Analizaron la increíble movilización de Llallagua? ¿Supo el Presidente qué dijeron los Ayllus Guerreros? ¿O en Achacachi?¿Cuándo se enteró el Presidente que dirigentes suyos estaban siendo amenazados por la gente?

¿Quién de estos movilizados quería que Evo caiga? Nadie. Pero ¿por qué hacerlos llorar así? El Presidente rectificó y fue capaz de iniciar el cambio de timón. Con esto, el amigo de Evo, seguramente está pensando que el Presidente no se ha mareado con la altura. ¡Puede rectificar!

¿Y ahora? Se trata de analizar cuáles son las razones por las que se dictó un DS tan brutal. Qué proyecciones económicas existen en función de qué equilibrios. Por qué tanta insensibilidad. Y todo esto y más, para no volver a repetir este gruesísimo error político y económico. Hay que saber las razones por las cuales se estuvo a punto de traicionar el proceso. ¡Esas son las que conspiran para que un Melgarejo pueda salir al balcón de Palacio para hacerse vitorear!!

El cambio de timón del Presidente podría permitir la implementación del primer inciso del 242 de la CPE: “El pueblo soberano, por medio de la sociedad civil organizada, participará en el diseño de las políticas públicas”: la convocatoria a una Consulta Nacional.