(ABI).- El presidente Evo Morales ordenó 20% de aumento al salario mínimo, de 678 bolivianos (poco menos de 100 dólares), y un incremento igual al salario de policías, militares, profesores y salubristas para 2011 por vía de un decreto que firmó el miércoles por la noche para paliar la inflación, de entre 7 y 8%, emergente de su decisión reciente de elevar el precio de las gasolinas para equipararlo con el vigente en la región.

“Ya tengo firmado el decreto supremo 0758 que incrementa el salario mínimo nacional de 20%. Mediante este decreto supremo 758 (se otorga un) incremento salarial para la Policía, para las Fuerzas Armadas, para Salud y Educación 20% para el 2011”, dijo el mandatario en un mensaje al país que dirigió desde el Palacio Quemado en La Paz.

Parámetro de negociación

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, aseguró el jueves que el incremento salarial del 20 por ciento aprobado por el Gobierno para el sector público, debe ser tomado como un parámetro referencial para definir el reajuste de salarios en el sector privado.

Sin embargo dijo que una decisión dependerá de las negociaciones entre los empleadores y los trabajadores y también de la capacidad de las empresas.

“Debe darse un incremento salarial para el sector privado sobre la base referencial del 20 por ciento”, reiteró.

Arce manifestó que ese incremento puede ser mayor o menor al 20 por ciento, lo que dependerá de las negociaciones y la capacidad de las empresas”.

Explicó que, para evitar despidos injustificados en el sector privado, es que se dio el parámetro referencial de incremento, pero si los empresarios no quieren aprobar reajustes serán pasibles a sanciones reglamentadas por el Ministerio de Trabajo.

Subrayó que existen muchas empresas que están en capacidad de brindar un incremento salarial por encima del 20 por ciento a sus trabajadores, lo que se reflejó en el incremento de las recaudaciones del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) en esta gestión, por lo que éstas deberán compartir sus riquezas y captaciones.

“Ha subido mucho el IUE, es increíble la recaudación, hubieron ganancias muy importantes en el sector privado que hoy deben beneficiar también a los trabajadores”, señaló.

El Ministro expresó que el Gobierno no aceptará niveles bajos en el incremento salarial en las empresas privadas, por lo que se estableció un parámetro que está muy por encima del índice de inflación con el que cerrará el año y el efecto de la nivelación del precio de los carburantes.