En referencia al aumento del precio gasolina y diesel, un compatriota (furibundo opositor al gobierno de Evo) me escribió:”Supongo que te habrás dado cuenta que con el gasolinazo de tu amado líder, tu ‘salario‘ ha disminuido en su poder adquisitivo en más del 50% que bueno ¿no?Por cosas menores que esas, ¡se han tumbado gobiernos! “

Yo le respondí:”Es una situación difícil.Yo estoy preocupado por la estabilidad del gobierno.Tu debieras estar alegre… no comprendo tu desazón.”Bueno… eso en relación a ese mail; y ahora me pregunto y les pregunto a los habituales opositores al gobierno del hermano Presidente Evo, ¿Creen que con esta medida se armará un zafarrancho tal que el gobierno de Evo caiga? De ser así, ¿Por qué tanto llanto y rabietas, en lugar de alegrías? ¿Será que opinan que esta difícil medida en lugar de destruir al gobierno de Evo, logrará fortalecerlo? ¿Será que piensan que de verdad, en lugar de destinar 380 millones de dólares al subsidio (gasolina, diesel), destinarán digamos 150 millones a satisfacer las demandas de la mayoría trabajadora? Ummm… No sé los pensamientos que albergan sus cabecitas, pero se intuyen algunos miedos, de lo contrario no estarían haciendo tanto berrinche.Por mi parte espero que el hermano Presidente Evo, logre convertir en ganancia política esta difícil medida, para mis ojos lograr trocar en ganancia política la subida de precios que avecina es labor titánica y casi imposible, de veras estoy preocupado, pues confío en el proceso que el hermano Evo comanda, y tengo miedo (no rabietas) por las consecuencias negativas al proceso que puedan producirse ante tal medida.Paralelamente me parece económicamente coherente la medida gubernamental tomada, si bien se la acusa de medida estilo neoliberal, pero la economía responde a los momentos que se viven, algo inverso pero similar le pasó a USA cuando el gobierno de Obama tuvo que intervenir los bancos para frenar la crisis inmobiliaria (eso de meterse con los bancos lo hacen los socialistas, no los capitalistas. En ese momento pocos chillaron diciendo que esa medida de Obama era socialista o comunista), he ahí 2 ejemplos que muestran que la economía responde a los momentos que se viven, no precisamente al modelo político. Las medidas que tomó Obama no son para cambiar el modelo político de USA, son para mantenerlo. Las medidas que Evo acaba de hacer son para mantener el proceso que su gobierno inició (aunque parezca paradójico en ambos casos).En el compás de la historia económica, es necesario que los precios respondan a la realidad, mantener precios artificialmente, es como una mentira piadosa que a la larga termina siendo peligrosa. La medida que tomó el gobierno del hermano Presidente Evo, tiene riesgo y efectividad similar a una bomba molotov, o explota en el lado enemigo, o explota en sus manos e incendia a sus amigos (hay que saber cómo y cuándo lanzarla).