La Paz y Tarija, (ABI).- El ministro de la Presidencia Oscar Coca invocó el viernes la acción del Ministerio de Gobierno y el poder Judicial para establecer el paradero del recientemente suspendido gobernador de Tarija Mario Cossío, en momentos en que crecía el rumor de su salida subrepticia del país.

“Si (Cossío) salió (del país en las últimas horas) en algún momento se señalará y eso es atribución del Ministerio de Gobierno. El Poder Judicial y todas las instancias tienen que hacer su trabajo” en caso que se confirmaran los rumores sobre la aún presunta escapada de Cossío, declaró Coca.

Acusado de ocasionar daño económico a las arcas públicas durante su gestión de prefecto de Tarija, entre 2006 y abril de 2010, además de otros 19 procesos instaurados bajo sospecha de corrupción pública en el mismo lapso, Cossío fue relevado temporalmente de su mandato de gobernador de Tarija, para que asuma defensa ante la justicia por los cargos formulados por el Ministerio Público.

Mientras los rumores sobre la huida de Cossío parecían tomar cuerpo y las televisoras bolivianas se preguntan sobre su paradero, Coca instó al suspendido gobernador a ensayar su defensa en los estrados judiciales.

“En razón a que él tiene que rendir cuentas es la justicia, la tiene que aclarar su situación”, dijo al tiempo de pedir separar la acción del poder Judicial, concernido en este caso, y la del Ejecutivo que “no tiene nada que ver en lo que se está viendo”.

“Es que debería separarse este asunto, no es un asunto político, hay una lectura equivocada cuando se quiere mezclar el (hecho de) encubrir actos administrativos y jurídicos con el voto ciudadano con temas políticos, esto no es así”, argumentó el Ministro.

Coca insinuó que Cossío pudo haber puesto pies en polvorosa y abandonado la noche del jueves al viernes en país. El mandato de Cossío, elegido primer gobernador de Tarija en elecciones el pasado abril, debía fenecer en 2015.

Luego de denunciar “un golpe de Estado” en Tarija, supuestamente urdido por el Ejecutivo, y de resistir la entrega del poder local y, más tarde, confirmar su decisión de defenderse en los estrados públicos, Cossío aceptó finalmente el jueves la decisión de la Asamblea Legislativa Departamental.

De acuerdo con la vigente Ley de Autonomías, cualquier autoridad subnacional que sea imputada por el Ministerio Público, por irregularidades en el manejo de fondos públicos, debe descender, despojado temporalmente de su investidura, al terreno llano para enfrentar procesos judiciales.

Cossío Cortéz tiene cuatro meses de plazo para enfrentar un proceso donde debe demostrar su inocencia de los cargos que pesan en su contra, si es que quiere volver a ocupar ese alto cargo político regional.

De acuerdo con la Ley, Cossío fue suspendido ante las imputaciones existentes en su contra por irregularidades en la administración de la Prefectura y hoy Gobernación de Tarija para la suscripción de contratos.

Cossío debe responder ante el Ministerio Público y en estrados judiciales por una denuncia formal por el delito de conducta antieconómica y daños lesivos al Estado.

Uno de los hermanos de Cossío fue imputado igualmente por haberse beneficiado de un contrato de servicios concedido por la Gobernación por altos precios, lo que fue catalogado como tráfico de influencias.

El director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), coronel Rafael Castillo, informó que la madrugada del jueves fueron detenidos siete funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Humano de la Gobernación de Tarija contratados por Cossío cuando quemaban documentos.

Dijo que, con la presencia de representantes del Ministerio Público, efectivos de la FELCC detuvieron a Harold Moroni Flores Morales, Miguel Angel Rodríguez Villa, Ariel Ramírez Aragón, Eddy Vilte Cardoso, Marcos Pablo Oliva Castillo, Juan Manuel Ortíz Cardozo y Francisco Daniel López Pantoja. Anotó que los siete fueron sorprendidos cometiendo el delito en flagrancia.

Cossío fue reemplazado este mismo viernes por el asambleísta Lino Condori del MAS que, en su primera alocución, prometió una gestión transparente expuesta al control social. Lino Condori nació el 23 de septiembre de 1954 en la comunidad Chorcoya, en la provincia Avilés de Tarija.

Condori convocó el viernes a la población de ese departamento sureño de Bolivia a trabajar para su desarrollo, con una línea democrática y autonómica. “Todos somos tarijeños y todos levantemos la bandera de Tarija y todos miremos a donde queremos llegar como una Tarija democrática y autonómica”, arengó Condori en una conferencia de prensa.

Aseguró que en su gestión interina garantizará el trabajo de los funcionarios de la Gobernación porque, a su juicio, su mandato es para aportar y seguir la línea del desarrollo de Tarija.

Desafío

El gobernador de Beni Ernesto Suárez, también imputado por sospecha de manejos irregulares de los recursos departamentales, ha desafiado a Morales a someterse a un referendo revocatorio. El vicepresidente Alvaro García Linera le contestó, que “la corrupción” no puede ni debe ingresar al terreno de la consulta popular en las urnas.

García Linera dijo el viernes que no se puede hacer un referéndum para proteger actos de corrupción, como exigió el gobernador de Beni, Ernesto Suárez, y le pidió acudir a los estrados judiciales para librarse de las denuncias de malversación de recursos públicos.”No se puede hacer referéndum pues para la corrupción, ese es un sin sentido; no se dirime por referéndum la corrupción, la corrupción se sanciona. Si hay una autoridad que ha cometido un delito no lo puede salvar el referéndum. Cometió el delito y asuma pues su responsabilidad del delito y del abuso de los bienes públicos, del dinero público en los estrados judiciales”, remarcó en una conferencia de prensa.Suárez dijo que el pueblo con su voto es el que debe sacar a las autoridades electas, ante la posibilidad de que sea suspendido temporalmente por una acusación formal del Ministerio Público, que investiga denuncias de malversación de fondos, uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.En ese marco, García Linera, presidente en ejercicio por ausencia de Evo Morales de viaje en Brasil, afirmó que no se puede culpar al Gobierno por los malos manejos que hacen algunas autoridades, ni poner “pretextos” para evadir a la justicia.”El gobierno no es culpable de que hayan obras fantasmas con recursos públicos, de que se haya entregado dinero público a empresas que no han hecho nada, nosotros no somos culpables, el responsable es el Gobernador”, remarcó.